Economía

Tres alternativas sencillas y seguras para la compraventa y almacenaje de Litecoin en Colombia

Litecoin-Colombia

Con el peso colombiano perdiendo valor frente al dólar desde que se hizo patente la auténtica gravedad que reviste el COVID-19 la divisa nacional ya ha perdido una sexta parte de su valor desde finales de febrero- y una contracción económica que según Fedesarrollo oscilará entre los 2,7 y 7,9 % para el presente año, el ahorrador colombiano bien podría dedicar su atención y recursos hacia las criptomonedas, de las cuáles entre las más capitalizadas destaca litecoin por su –relativo- bajo costo.

Litecoin, nacida como alternativa para transacciones de menor valor de las que realizaríamos con un bitcoin y divisible en hasta 100.000.000 de unidades más pequeñas, es, de entre las grandes criptomonedas una de las más asequibles -si queremos comprarla o venderla entera, ya que recordemos que es posible comprar o vender fracciones muy pequeñas de todas las criptomonedas-. Se pueden comprar utilizando otras criptomonedas o dinero fiduciario, aunque como las grandes criptomonedas suelen moverse de forma sincronizada, más bien siguiendo las gráficas de bitcoin de manera más o menos fiel, lo normal es comprarlas utilizando moneda de curso común.

 Skrill, la experiencia que viene directamente de La City

Tanto si empezamos en este mundo como si ya somos veteranos en el mundo de la compraventa de criptomonedas -aunque si somos veteranos probablemente conozcamos esta plataforma muy bien- la londinense Skrill es una forma ideal de comerciar con litecoin.

Esta compañía –competidora de PayPal- es una de las grandes especialistas mundiales en lo que a mover grandes volúmenes de capital de forma rápida y segura se refiere, y tras 19 años realizando esta labor con palpable éxito -la compañía nació en el 2001- ahora también ofrece compraventa y custodia de litecoins y otras criptomonedas.

Para abrir nuestra cuenta con Skrill nos encontramos ante uno de los procesos más amigables para el usuario entre todas las plataformas de compraventa. Ya que siguiendo unas sencillas instrucciones y aportando una información muy básica ya podremos empezar a operar. Nada más registrarnos, y con la cuenta sin verificar todavía, ya podremos empezar a recibir pagos mediante nuestro correo -tan sencillo como en PayPal- pero si queremos realizar un depósito sí que deberemos verificar nuestra cuenta -obviamente y por nuestra propia seguridad no podremos enviar dinero desde nuestra cuenta sin que antes comprueben que realmente somos nosotros quienes deseamos realizar ese depósito-.

Para verificar enviaremos una selfie, una foto del documento de identidad y una foto que demuestre nuestra dirección -una foto de una factura por ejemplo- y una vez asegurado -es un proceso muy rápido- que somos titulares de la cuenta de la que va a salir el dinero, podremos empezar a comprar y vender litecoins. Como último detalle, sepan también que Skrill trabaja en todos los países de habla hispana.

Operar con litecoin desde Wirex

Aunque litecoin no figuraba desde un principio entre las monedas que ofertaba Wirex -empresa proveedora de servicios de criptobilleteras fundada en el 2014-, desde la primavera del 2018 añadió la popular moneda inspirada en bitcoin.

Al igual que otras apps, como la ya mencionada Skrill –que también tiene su versión app-, también ofrece la posibilidad de realizar pagos en el extranjero, es decir, podemos o bien cambiar moneda esquivando las altas tasas de cambio de las casas tradicionales, o bien adquirir nuestros litecoins y pagar con ellos, convirtiéndose la cantidad necesaria en la moneda fíat requerida en cada país. El proceso para darse de alta es muy fácil y guiado, pero requerirá de una verificación por medio de selfie y posterior autenticación por parte de la plataforma.

La exchange Kraken

Una de las exchange más conocidas, Kraken -creada en el 2011, prácticamente a la par que aparecían las criptomonedas- tiene un proceso de alta algo más sencillo que Wirex -pero ya hemos visto que ni Wirex ni Skrill entrañan realmente ninguna dificultad a la hora de darnos de alta- tiene diferentes niveles de verificación, aunque con el primer nivel ya podemos comenzar a comprar, vender o enviar litecoins. Mayores niveles de verificación permiten mayores márgenes, pero también requieren de mayor información, como dirección física… se puede empezar con el primer nivel y luego ya dependerá del inversor continuar avanzando o no.

Además de comprarlas directamente en la propia plataforma, la opción más cómoda sin duda, también podremos traernos los litecoins que tengamos comprados en otras plataformas, de forma que si nos convence Kraken podamos centralizar en un solo lugar toda nuestra actividad con esta criptomoneda.

Nos decidamos por la plataforma que nos decidamos recuerden comprobar el historial de la empresa -años de experiencia son más que deseables- y no está de más ver qué opinan otros usuarios de la experiencia de uso: rapidez de verificación, comisiones, con qué rapidez nos llega el dinero que retiramos de nuestra cuenta… en fin, un mínimo trabajo de investigación.

 

Previous ArticleNext Article