Economía

En Santander, mujeres le apuntan a la energía solar

Mujeres-Energía-Solar
Publicidad

La ingeniera Yuliany García creó Enef, empresa dedicada a la energía solar, hace tres años con el fin de poder trabajar en lo que se había formado y huyendo de las barreras que esta industria pone a las mujeres para ejercer su profesión.


A sus escasos 28 años, Yuliany García, una ingeniera electrónica de la UIS con una maestría en desarrollo sostenible ha sentido la discriminación de género en su profesión. Fue cuando recien egreasada de la universidad llegó a trabajar a Hidrosogamoso en donde sentía que era sumamente sobreprotegida y no le daban espacio para ejercer su profesión. “Qué no salgas después de las seis de la tarde, que no vayas por allá, que no te subas al techo”, eran entre otras las cosas que más oía de sus compañeros de trabajo, que eran 80 hombres y junto a ella, solo otra mujer.

“Yo me di cuenta que el sector energético no está preparado para tener mujeres, no está preparado para que nosotras tengamos participación y tampoco para darnos la oportunidad que se le dan a los hombres y me di cuenta cuando hacía mis prácticas como ingeniera y aunque contaba con un gran equipo, siempre me sentí sobreprotegida. Yo quería quedarme trabajando hasta las siete de la noche porque era mi trabajo, era una interventoría, pero de una u otra forma nos limitaban, hasta que al final terminé haciendo trabajo de oficina me aburrí y me fui”, dice Yuliani García.

Mujeres-Energía-Solar
Enef, se dedica a la instalación de soluciones energéticas enfocadas en energía solar.

Abriendo horizontes

Con la decepción que le causó su primer trabajo como profesional en esta industria, decidió comenzar a mirar otros horizontes y a mirar cómo podría ella como mujer encajar en un proyecto en donde pudiera mostrar su potencial y sensibilidad y ahí fue cuando inició Enef, un emprendimiento en el que ella arrancó sola y con dos técnicos como asistentes, logró consolidar y poner en marcha un proyecto en su primer año.

“Yo me había iniciado en mi vida profesional en una central hidroeléctrica, era lo único que se conocía para un ingeniero electrónico, todavía no se hablaba de energías alternativas y menos de energía solar, ese paso por ahí me sirvió para entender la industria y comenzar a descubrir que había otros tipos de energía a los que las personas no podían acceder de manera fácil”, explica esta ingeniera.

“Comencé instalando páneles solares para un proyecto de la UIS y ahí me enamoré de la energía solar, no podía seguir trabajando en un sector en donde solo el 12 por ciento son mujeres, la mayoría de ellas haciendo trabajo de oficina y entonces comencé con un proyecto en 2017 que fue mi primer año con Enef, y ya para el segundo en 2018 cuando salió la legislación que permitía generar energías alternativas para el consumo y vender excedentes, logramos estructurar tres y para este 2019 ya llevamos seis”, dice con orgullo la gerente de Enef que tiene como meta ejecutar 12 proyectos en 2020, uno por mes.

Mujeres-Energía-Solar
Cortesía BBVA

Mujeres e ingenieras

A Yuliany se le unieron otras dos ingenieras como socias en 2018 y esto ha permitido que la empresa tenga un nuevo enfoque que se ha enriquecido con los aprendizajes de cada una de ellas. “En 2018 cuando se conocen las nuevas normativas para la generación de energía y las posibilidades de comercializar excedentes, nosotras ya estábamos preparadas, por eso es que nos hemos consolidado en Santander y para el año próximo esperamos entrar a Medellín, Cúcuta y Barranquilla”.

“Lo que nos diferencia de todas las empresas de ingeniería que hacen lo mismo que nosotros hacemos, es que las mujeres tenemos mayor visión y mayor sensibilidad que una empresa de ingenieria liderada por hombres, ellos sólo instalan una solución pero nosotros vamos muchísimo más allá y acompañamos al cliente antes, durante y después de la instalación”, enfatiza Yuliana García.

Y lo mejor, Enef una empresa de ingenieras en donde ellas cumplen las funciones de ingenieras y aunque cuentan con el apoyo de un grupo de técnicos hombres, “Son ellas las que se suben al techo sin ningún miedo, montan paneles solares, suben y bajan escaleras todo el tiempo, claro está con todos los parametros de seguridad y yo me siento tranquila cuando las veo hacerlo y me subo con ellas, porque me gusta y es mi trabajo”, dice la CEO de Enef.

Emprendedores sociales

Enef, es una empresa que ofrece la experiencia de generar energía eléctrica, instalando paneles solares en casas, hoteles, centros comerciales o cabañas, con el fin de ayudar a ahorrar en la factura y mejorar los sistemas ineficientes, dándo la posibilidad de ayudar la planeta. Estos componentes le permitieron hacer parte de la tercera versión de BBVA Momentum, un programa de formación de alto nivel dirigido a emprendedores sociales y que involucra a la Escuela de Negocios del Financial Times de Londres, la Fundación MET y a un grupo de mentores de BBVA.

“BBVA Momentum ha sido para mi una oportunidad de organizarme y que me ha permitido modelar y aterrizar todas esas ideas que hemos venido cultivando en estos años y direccionarlas en función de hacerlas realidad. Cuando me dijeron que había sido aceptada en el programa, pensé por qué, dónde está lo social de Enef? y cuando llegué a Momentum, lo supe: impactamos de manera positiva el mediombiente, cambiamos la mentalidad de las personas en torno al uso y alcances de la energía y sobre todo, cambiamos la manera de ver el mundo a las mujeres que nos han acompañado en esta aventura”.

Publicidad
Previous ArticleNext Article