El sector energético, a debate por los presidentes de las principales compañías de Colombia

Los cambios solo son perceptibles para aquellos que son capaces de observarlos y en Colombia, en el sector energético, los cambios han sido importantes y han permitido levantar al país del desastre del apagón de 1991, y tener hoy en día, una institucionalidad fuerte, así como una industria pujante que ha sabido mantener al país con un suministro continuo de los servicios de energía y de gas combustible.

Sobre este y otros temas dialogarán los presidentes de las principales compañías de energía del país en el conversatorio organizado por Confidencial Colombia y María Eugenia Saldarriaga, y apoyado por Grupo de Energía de Bogotá, que se celebrará el próximo miércoles 25 de noviembre bajo el título ‘Los Presidentes de la Energía en Colombia: hacia la Ruta de la Sostenibilidad Energética’.

Sin embargo, el cambio continúa, la demanda por los servicios crece en la medida que crece el país y las necesidades del mismo; algunas fuentes de energía se agotan, otras surgen y otras evolucionan, al mismo tiempo que las circunstancias y esos cambios son sin duda al mismo tiempo un reto y una oportunidad.

Los cambios son un reto, porque implican que Colombia deba adoptar los cambios que le permitan transitar de forma inteligente hacia una matriz energética aún más limpia que la actual, aprovechando por supuesto las ventajas que nos ofrecen nuestras riquezas y ventajas naturales. Ese camino, sin embargo, debe ser un propósito de país, que involucre no solo la industria, sino la academia, las instituciones y por supuesto, a los colombianos.

Ese reto debe pasar por entender que necesitamos garantizar nuestro desarrollo, que debemos incluir y promocionar los combustibles de transición como el gas natural, preparar nuestra infraestructura para la electrificación del parque automotor, e incluir los incentivos adecuados para que los colombianos asuman el reto de dejar atrás los combustibles contaminantes.

Tenemos que volver a pensar los paradigmas sobre los cuales funciona el sistema, para proteger y definir los corredores de infraestructura y la infraestructura misma necesarios para atender el crecimiento de la demanda, y al mismo tiempo para energizar aquellas poblaciones aisladas con fuentes renovables, que sustituyan el uso de combustibles líquidos, que tantos efectos colaterales tiene en nuestro país para la promoción de actividades ilegales.

Las instituciones al mismo tiempo, requieren cambiar de paradigma en la forma como se interviene en un sector que ha demostrado su madurez empresarial, digna de ser mostrada en cualquier lugar del planeta, para  permitir que el sector privado pueda proponer soluciones que contribuyan  al logro de las metas planteadas, pero también para mantener el modelo de desarrollo, donde el Estado retiene las funciones de regulación, control y vigilancia, pero deja de las decisiones de las inversiones en las empresas.

Juan Ricardo Ortega, presidente del Grupo Energía de Bogotá y gestor del panel ha manifestado sentirse “muy complacido con la acogida de su iniciativa por parte de los presidentes de las empresas ISA, Celsia, Air-e y Grupo Vanti”, esperando que se “lleve a cabo un conversatorio abierto y que trate todos los temas del sector que interesan a los usuarios”.

Esta conciencia del cambio, y de los objetivos, es al mismo tiempo una oportunidad; Colombia tiene una ubicación geopolítica privilegiada, que nos va a permitir ser una potencia energética regional, exportando energía y al mismo tiempo, tomando provecho de los recursos que tiene, incluyendo la cultura empresarial, el talento humano y la capacidad de construcción.

El conversatorio girará entonces alrededor de los siguientes tópicos relacionados:

  • ¿Que requiere hacer el país, además de los esfuerzos que ya se hacen, para asumir el reto del cambio que se requiere, considerando el cambio climático y la evolución tecnológica?
  • Considerando que el gas natural es el combustible de transición, y que nuestras reservas se reducen de manera dramática ¿Qué hacer para incrementar la producción local de gas que permita atender la demanda actual y nuestro crecimiento futuro?
    • ¿Si la energía es transversal para el desarrollo social y económico, no debería adoptarse una solución igualmente transversal que concilie los aspectos ambientales, sociales y económicos, que permitan un avance menos conflictivo?
  • ¿Qué paradigmas es necesario cambiar en la industria y en las instituciones para asumir el reto y las oportunidades planteadas?
  • ¿Qué se requiere para que Colombia sea uno de los principales exportadores de energía de la región?

 Sigue en vivo el evento:

Miércoles 25 de noviembre, 10.30 am