Economía colombiana se recupera muy lentamente: Análisis de BBVA

Esta jueves el director del Dane, Mauricio Perfetti, anunció la cifra de crecimiento de la economía colombiana durante el año 2017, cuya cifra se ubicó en 1.8%, una cifra menor al 2.0% obtenido en 2016.

A propósito, Mauricio Hernández, economista de BBVA Research, comparte una análisis sobre el dato del PIB, tanto del consolidado 2017 como del 4 trimestre de 2017.

De acuerdo con Hernández, la menor cifra desde 2009 y la más baja desde que en 2014 cayeron los precios del petróleo.

Anuncios

“Este comportamiento fue el resultado de varios choques, anteriores y durante el año, que sufrió la economía. Entre ellos, la caída del precio del petróleo que restringió la inversión en el sector minero-energético y en ramas productivas relacionadas con el petróleo; la caída en la confianza interna y en el ingreso disponible por el incremento de la inflación y la tasa de interés de intervención en 2016 y los efectos de la reforma tributaria; y la desaceleración más pronunciada del sector edificador”, indica.

Asimismo, destaca que 2017 fue el último año con desaceleración económica después de la caída de los precios del petróleo.

“Varios elementos apoyan esta idea. El choque de la inflación, las tasas de interés y la reforma tributaria ya se disipó. La inflación ya se encuentra dentro del rango meta del Banco de la República y nuestras estimaciones indican que seguirá bajando hasta mediados del año, para luego estabilizarse. Las tasas de interés bajaron desde su máximo a finales de 2016 un total de 325 puntos básicos, y con la expectativa decreciente en la inflación habría espacio para una o dos reducciones adicionales de 25 puntos básicos cada una. Y la reforma tributaria, aunque se mantiene vigente, se ha venido absorbiendo de a poco en las decisiones de los hogares”, señala.

El economista de BBVA Research añade que, “el precio del petróleo dejó de caer. De hecho, aumentó con fuerza al inicio del año. Y se estabilizó en precios altos. Este año, estimamos que el precio promedio del petróleo será un 22% superior al registrado en 2017. Pero, además, superará en promedio los 60 dólares por barril, un nivel que alimenta mucho más el flujo de caja de las empresas petroleras y les da espacio para iniciar proyectos de inversión más ambiciosos”.

-Por oro lado, Mauricio Hernández considera que la señal que dejan el resultado del cuarto trimestre y los indicadores líderes al inicio de 2018 es que la economía aún está débil. Que es difícil anticipar un resultado de crecimiento del primer semestre de 2018 por encima del 2,0% y que aún falta terreno para que los mejores datos en las exportaciones se trasladen en mejores resultados de la industria interna, pues al mismo tiempo el sector comercio (y con él el consumo) se  mantuvo débil hasta enero

“Creemos que la consolidación del crecimiento de la economía colombiana no se dará antes del segundo semestre de este año. En esta misma línea, apuntan los indicadores recientemente conocidos para enero de 2018. La confianza del consumidor se mantiene en terreno negativo, las ventas de vivienda NO VIS también cayeron, la producción de café cayó a dos dígitos y el crédito en las cifras del Banco de la República se desaceleró en términos nominales”.