Desde el Congreso exigen medidas adicionales para proteger al sector textilero

Tras sostener múltiples encuentros con líderes de la industria y con altas autoridades gubernamentales, el senador Miguel Barreto expresó su apoyo total a toda medida arancelaria que le apunte a proteger al sector textilero nacional. Al tiempo, exigió más medidas de protección y reiteró su compromiso con la industria, a la que calificó como pilar fundamental de la generación de empleo y riqueza en el país.

Frenar las importaciones de textiles con precios artificialmente bajos, para proteger al sector en Colombia, y dificultar el lavado de dinero a través de la entrada al país de este tipo de productos provenientes de países como China, Indonesia, Bangladesh y Vietnam, es la meta del proyecto de decreto del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que ha recibido el apoyo del senador Miguel Barreto, quien sin embargo subraya que “el proyecto de decreto no es suficiente”.

Dicho proyecto establece elevar el arancel al 40% a las importaciones de aquellos productos clasificados en los capítulos 61 y 62 del Arancel de Aduanas Nacional, cuando el precio declarado en el puerto de origen (FOB) sea igual o menor a 10 dólares por kilogramo bruto, en tanto que se fijaría un arancel del 15% y un cobro adicional de 1,5 dólares por kilogramo bruto a las importaciones de estos mismos productos, cuando el precio declarado en puerto de origen sea superior a los 10 dólares.

El congresista enfatizó que “el sector textil y quienes lo apoyamos hubiéramos querido que el arancel de 40% cubriera a las importaciones por un valor de hasta 20 dólares por kilo bruto, sin embargo, valoramos la iniciativa del gobierno nacional, pues al fijarse el arancel con la tarifa establecida están protegiendo a la industria nacional”.

“Así nos blindamos frente a productos que llegan con precios artificialmente bajos, fruto de mercados con explotación laboral, que arriesgaron a sus trabajadores, sin tener en cuenta el cumplimiento de protocolos de bioseguridad en medio de la pandemia y que además, según se denuncia, podrían estar recibiendo pagos en efectivo que facilitarían el lavado de activos mientras masacran nuestro producto nacional”, añadió el senador.

Hoy por hoy, en cuanto a textiles, Colombia importa tres veces más de lo que exporta. Así, en el 2020 las importaciones en este rubro ascendieron a 1.993 millones de dólares mientras que las exportaciones sólo llegaron a la suma de 574 millones de dólares. “Es decir, generamos más empleo en Asia y África en este sector que en nuestra propia industria”, ha señalado el parlamentario conservador.

Proteger este importante sector de la economía colombiana es vital para la reactivación económica y la generación de empleo. Representa para el país entre el 6 y el 8% del PIB industrial y el 21% del empleo industrial colombiano, con cerca de un millón y medio de empleos, que han estado en riesgo de perderse por la crisis que se agudizó por la pandemia.

“Reconocemos con optimismo que este decreto es una medida que le apunta a la dirección correcta para avanzar en la protección del sector textil colombiano” expresó Barreto.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password