Cómo arrancan los mercados esta semana

Los datos que nos llegan de la apertura de los los mercados bursátiles mundiales son esperanzadores, y reflejan el optimismo de los inversores en una recuperación rápida desde el abismo en el que nos parece estar hoy día. Las bolsas asiáticas, europeas y americanas abren la semana con fuertes subidas, con la esperanza de una fuerte recuperación de la pandemia de coronavirus, motivada por buenas noticias en la segunda mayor economía del mundo: la china. Todo esto ha sido una señal a los inversores para apoyar un mercado alcista.

El Wall Street Journay informa en su edición matutina que índice compuesto de Shanghai ganó un 5,7% para alcanzar 3332.88, su cierre más alto desde febrero de 2018. Corredores, bancos, mineros, compañías de aviación y desarrolladores lideraron el rally. Los futuros estadounidenses vinculados al S&P 500 subieron 1.1%. El Stoxx Europe 600 pan-continental subió 1.4% con índices regionales en Alemania y Francia entre los de mejor desempeño. “En las últimas semanas, los datos han sido muy positivos desde China. Su economía está nuevamente en movimiento, y eso debería elevar un poco las acciones globales ”, dijo Seema Shah, estratega jefe de Principal Global Investors al diario económico neoyorquino.

El Financial Times de Londres también recoge este sentimiento optimista en el lejano Oriente, señalando inversores chinos están acumulando acciones en los sectores de tecnología e Internet a medida que apuestan por el impulso de recuperación económica del país. El optimismo se avivó aún más con un editorial de primera plana en el diario estatal China Securities Journal, que hablaba sobre la perspectiva de un mercado alcista “saludable”. El artículo decía que los inversores podrían esperar “el efecto riqueza de los mercados de capitales”. El índice Hang Seng de Hong Kong agregó un 3,8 por ciento para ingresar a un mercado alcista técnico, definido como un aumento del 20 por ciento. Topix de Japón agregó 1.6 por ciento mientras que Kospi de Corea del Sur aumentó 1.7 por ciento.

Anuncios

Este optimismo en los mercados de valores se produce a pesar de los nuevos aumentos en los casos de coronavirus en varios países, incluido Estados Unidos. Estos datos preocupante, no han logrado asustar a los inversores, ya que las perspectivas de recuperación y las expectativas de medidas de bloqueo menos estrictas superaron las cifras. Un mayor apetito de riesgo entre los operadores ayudó a empujar el dólar estadounidense hacia abajo un 0.2% frente a una canasta de monedas principales, según lo medido por el Índice del dólar WSJ. “Muy pocas personas piensan que habrá bloqueos draconianos nuevamente”, dijo James Athey, gerente senior de inversiones de Aberdeen Standard Investments. “Las noticias sobre vacunas ayudan a minimizar las preocupaciones”.

Este optimismo también parece estar contagiándose a otros mercados, como el del petróleo, donde los precios de referencia subieron a medida que los comerciantes digirieron el impacto potencial sobre la demanda de cierres estatales más estrictos de Estados Unidos y mayores niveles de desempleo. El crudo Brent, el punto de referencia internacional, agregó 1.4 por ciento a $ 43.40 por barril. West Texas Intermediate, el marcador de Estados Unidos, subió un 0,3 por ciento a $ 40.76 por barril. También el mercado de renta fija se recupera, con el un aumento de 0,02 puntos porcentuales a 0,689 por ciento en el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años, visto por los inversores como un activo refugio. El rendimiento de los bonos de referencia chinos a 10 años aumentó 0,13 puntos porcentuales para superar el 3 por ciento. Los rendimientos aumentan a medida que caen los precios de los bonos.

En Europa también se está instalando una visión más optimista de la recuperación

En Alemania, por ejemplo, los datos mostraron una rápida recuperación de la actividad industrial, desde puntos históricamente bajos. Los pedidos de fábrica se recuperaron un 10,4% en mayo después de caer bruscamente durante el cierre en abril. El aumento fue impulsado por los pedidos nacionales y extranjeros, a medida que las economías de todo el mundo comenzaron a reabrirse. En otros datos publicados el lunes, las ventas minoristas de la eurozona demostraron ser más fuertes de lo esperado en mayo, superando las expectativas de los economistas en un 14%. Las acciones del segundo prestamista más grande de Alemania, Commerzbank, subieron un 7% luego de que el banco anunciara el viernes que su presidente y director ejecutivo dejarían de hacerlo. El banco ha estado bajo presión de uno de sus principales inversores, Cerberus Capital Management. En toda Europa, el repunte de la renta variable fue liderado por los sectores financiero, automotriz y aeroespacial.

Esta es una buena noticia que parece disipar las dudas sobre una recesión en “w” (con dos caídas consecutivas importantes), asentándose más la hipótesis de una recuperación más contundente (o en forma de “V”).