Black Friday, última oportunidad de descuentos para reactivación económica a través del e-Commerce

Las jornadas de descuentos por internet han demostrado su capacidad para captar compradores e incrementar las ventas de manera exponencial. Luego de exitosas jornadas como Cyberlunes y Día sin IVA –evento que ha registrado el día con mayores ventas en línea en la historia de Colombia-, llega el Black Friday la última oportunidad para que muchos consumidores realicen sus compras en línea a puertas de la temporada navideña.

Y es que a lo largo del año y pese a la coyuntura generada por el COVID-19, se han presentado varias jornadas que han sido parte esencial para el crecimiento del comercio electrónico este año y, desde luego, para la reactivación económica. Se inició con la jornada de Hot Sale, se pasó a los ya conocidos Día sin IVA, y se complementó con el Cyberlunes; para cerrar esta serie de eventos estratégicos para el comercio electrónico, llega el Black Friday, una jornada que se llevará a cabo del 27 al 29 de noviembre.

Al desarrollo del Black Friday se suma, además, el anuncio hecho por el Gobierno Nacional de adelantar el pago de la prima a ciertos sectores, una oportunidad para que los comercios puedan reactivarse desde antes de navidad y también, para que las personas puedan realizar de forma anticipada sus compras y se descongestionen las aglomeraciones que normalmente se registran en diciembre.

Anuncios

Nicolas Rodríguez, Country Manager de Openpay en Colombia, explicó que los comerciantes deben apresurarse a tomar medidas que les permitan hacer ventas online de manera adecuada y segura. Por ejemplo, hay que asegurarse de contar con la logística adecuada para hacer las entregas de los pedidos en un tiempo comprometidos, confirmando que quien recibe el producto es el comprador del mismo o quien este haya autorizado y de esa manera seguir garantizando la calidad que el -Commerce ha venido dando a los colombianos.

“El Black Friday, cierra un año de diversas jornadas de descuentos que han posicionado al comercio electrónico como una industria en pleno crecimiento y con diferenciadores importantes sobre las tiendas tradicionales como, diversos métodos de pago, y por supuesto jornadas de descuentos y ofertas únicas para el canal digital”, explicó Rodríguez.

Así mismo, Emanuele Adamo, Director del Área de Marketing y Comunicación de la escuela de negocios europea EAE Business School, indicó que -claramente- hay sectores o comercios que no estaban listos para las ventas online, muchos porque su esencia no estaba en el comercio electrónico, sino que centraba su venta en una experiencia presencial como los restaurantes o pequeños negocios, los cuales han tenido que asumir el reto de crear una infraestructura para gestionar la demanda que llega a un canal que antes no existía para ellos, y así lo refleja uno de los más reciente informes de Oracle, al indicar que las ventas por este canal aumentaron 230% en América Latina; en Estados Unidos en 90%; y en Europa 81%, debido a las cuarentenas preventivas.

No menos importante, es que los comerciantes ofrezcan experiencias digitales ágiles y fáciles, para ayudar a tomar una decisión de compra y que cuando eso pase, las medidas de seguridad sean las mejores. Allí, es donde las pasarelas de pago acompañan a los comercios para que los datos de la empresa y del consumidor, sean usados de manera seguro, bajos protocolos y como lo exige la ley.

“Una gran oportunidad para seguir con el crecimiento del comercio electrónico radica en que los comercios brinden el mayor número de opciones posibles para el pago de los usuarios. Por ejemplo, nosotros como pasarela de pagos permitimos que los clientes puedan pagar en efectivo y su proceso empiece en página web o aplicación y termine en una de nuestras tiendas aliadas, eso evita el tema de aglomeraciones al manejar un gran número de sucursales aliadas, además, así el cliente no tenga tarjeta crédito, débito o cuentas bancarias para usar la opción de PSE, pueda usar el comercio electrónico”, detalló el Country Manager de Openpay.

El año pasado el evento tuvo una gran acogida y las ventas en los comercios se incrementaron cerca de 35%, comparado con el mes de noviembre de 2019. Los consumidores hicieron adquisiciones -especialmente- en categorías como vestuario, calzado, juguetería y tecnología, por lo que podrían ser de las más beneficiadas en esta ocasión. Por ende, la importancia del llamado para que los comerciantes se preparen y puedan beneficiarse de coyunturas como estas que, sin duda, son un dinamizador de la economía y el empleo.