Economía

Beneficios de tener una tienda dropshipping

Por Carlos Saura
dropshipping
Publicidad

Cada vez más usuarios deciden lanzarse a la moda de montar su propia tienda de dropshipping en la red

Quizás ya hayas oído hablar del término dropshipping en alguna ocasión, pero lo cierto es que de momento sigue siendo una palabra bastante desconocida para el conjunto de la sociedad. Cuando hablamos de dropshipping, hacemos referencia a un modelo de negocio e-commerce basado en la premisa ‘business to customer’, es decir, en la idea de negocio en la que un mayorista se encarga de realizar los envíos de los productos a los clientes.

Un modelo de negocio totalmente diferente en el que el minorista no trabaja con stock, sino que se encarga de pedirlo a un mayorista o distribuidor cuando está seguro de la realización del pedido. Es decir, el modo de funcionamiento del dropshipping se basa en la creación de una tienda online con productos que pertenecen a un mayorista o distribuidor, al cual el minorista avisa cuando los usuarios realizan los pedidos.

Una vez informado el mayorista, este se encarga de enviar los pedidos a casa de los clientes, sin tener que intervenir el minorista en ningún momento. Una forma rápida y sencilla de crear un negocio desde cero, y que además permite al minorista realizar otro tipo de tareas relacionadas con la mejora del sitio web o tienda online en cuestión. De este modo, el objetivo principal del minorista será conseguir nuevos pedidos y dar soporte personalizado a los clientes.

Si no tienes mucha idea sobre la temática pero te gustaría probar a montar tu propia tienda de dropshipping, te recomendamos echar un vistazo por Internet, donde existen páginas web especializadas en la materia como Orbelo. Aprende como hacer dropshipping con Oberlo, y descubre lo fácil que puede ser la gestión de una tienda online de este tipo.

¿Qué es el dropshipping?

Como ya se ha comentado con anterioridad, el dropshipping consiste en un modelo de negocio online diferente, en el cual el minorista tan solo tiene que encargarse de generar ventas y mejorar el aspecto de su sitio web, ya que es el mayorista o distribuidor el que realiza la tarea de enviar los pedidos a los clientes.

Es decir, este nuevo modelo de negocio apuesta por la comodidad y la sencillez a la hora de montar una empresa o tienda. Un sistema en el que el propietario de la tienda no cuenta con stock, pero que en cualquier momento puede solicitar que envían los productos al cliente que ha efectuado la compra.

Una idea que ha surgido a raíz de los numerosos problemas que han aparecido en torno al envío de productos en los clásicos e-commerce. Modelos de negocio online en los que la gestión de ventas y envíos resulta caótica, y que requieren de la ayuda de algún proveedor especializado para realizar las tareas con mayor rapidez y eficiencia.

Publicidad

Por ello ha surgido este nuevo modelo de negocio, el dropshipping. Una nueva forma de hacer negocios online, que permite al propietario despreocuparse de la parte logística de la tienda para centrarse únicamente en lo realmente importante: las ventas.

De este modo, el vendedor final nunca cuenta con el producto de manera física (lo que evita muchos problemas), pero sí que está obligado a gestionar el pedido (promoción de ventas para llegar a los clientes) y a dar soporte a los clientes si fuera necesario (resolución de posibles incidencias).

Principales ventajas del dropshipping

Algunas de las ventajas más destacadas del dropshipping ya se han comentado anteriormente, puesto que este nuevo modelo de negocio, destaca sobre todo por la sencillez y rapidez que aporta a la hora de realizar las ventas y enviar los pedidos a los clientes.

Pero además, este modelo de negocio también destaca por no necesitar una gran inversión. Es decir, el riesgo de sufrir pérdidas a la hora de montar una tienda de dropshipping es mucho menor que el que implica montar una tienda física o una tienda online tradicional. Por tanto, la inversión en este sentido está siempre limitada a la propia creación de la tienda, a la obtención de recursos para generar ventas y al desarrollo de una estrategia de comunicación para captar clientes potenciales.

Por otro lado, una de las ventajas que más atrae a las personas a la hora de montar una tienda de dropshipping es la posibilidad de contar con stock ilimitado. El stock siempre pertenece al proveedor, por lo que se puede decir que el stock de la tienda de dropshipping es infinito y no debe haber problemas a la hora de distribuir los productos.

Por último, también es importante señalar la escalabilidad que ofrece el dropshipping a los usuarios, ya que con su uso las tiendas online pueden crecer al ritmo que prefieran y no tienen que depender de llegar a cierto límite de ventas mensual.

Previous ArticleNext Article