Diálogos de Paz

A un paso de reanudar los diálogos

Publicidad

Un día después de que las Farc entregaran a dos soldados que retuvieron desde el pasado 9 de noviembre, el presidente Santos ha anunciado que la esperada liberación del Brigadier Rubén Darío Alzate será el próximo fin de semana. Este sería el paso final para la reanudación de los diálogos en la Habana.

Según el anuncio el jefe de Estado en la tarde hoy mientras realizaba una visita al Centro de Servicios Financieros del Sena en Bogotá, el general Alzate, la abogada Gloria Urrego y el cabo Jorge Rodríguez estarían libres este sábado. “Y por último, un anuncio de una información que me acaba de llegar, que me habían preguntado mucho, que cuándo es que van a liberar al general, con la señora y el cabo. De acuerdo a los protocolos eso se podrá hacer el sábado. Entonces el sábado tendremos eso”, manifestó el Mandatario.

 

Fueron varios días de dudas y suposiciones con respecto a la suerte que corría el General y sus acompañantes en cautiverio, después de que por su captura los diálogos de paz se suspendieran por primera vez en dos años. Inicialmente el Presidente anunció una posible entrega el fin de semana pasado que no se dio; ayer después de la liberación de dos soldados la ex senadora Piedad Córdoba aseguró que sería entre hoy y mañana, cosa que tampoco pasó.

 

Finalmente los colombianos y la familia del General hoy tienen la certeza de que este sábado lo verán volver a su hogar sano y salvo. El anuncio fue confirmado también por las Farc a través de un comunicado en el que además advirtieron que esperaban que no se presentaran inconvenientes con el Ejército en el momento de la liberación, tal como lo denunciaron en Arauca, pues según ellos hubo incidentes con las FF.MM que pudieron haber puesto en peligro el operativo de entrega de los dos soldados.

 

“Es imprescindible que las Fuerzas Militares respeten las cláusulas del Acuerdo Humanitario Especial. En la liberación del general no queremos riesgos de choques armados por la no observancia de los protocolos. En el día de ayer, cuando la Columna Alfonso Castellanos del Décimo Frente se dirigía al lugar de la entrega de los prisioneros, sorpresivamente apareció una patrulla del ejército en la zona, lo que obligó a una maniobra de elusión y al cambio del sitio previsto para la liberación”. Aseguró el grupo guerrillero.

 

Dentro de las precisiones que hace la guerrilla en un comunicado titulado “Vamos ahora por el general” aseguran también que el Gobierno ya tiene en su poder las coordenadas del área del Chocó donde deberá realizarse la suspensión de los operativos.

 

Publicidad

“Esta es una condición indispensable para que los nuestros puedan aproximarse al punto X de la nueva liberación. Tenemos que alejar cualquier veleidad de emboscada o asalto que ponga en riesgo la vida del general y sus acompañantes, y la de sus escoltas guerrilleros”. Finalizan diciendo “Antes de dar los pasos finales, tendremos que verificar que efectivamente no hay tropas del ejército en la ruta de la libertad”.

 

Santos asegura que la orden para que se detengan los operativos ya fue dada por él mismo “Ya ordené suspensión de operaciones en la Costa Pacífica. Confiamos en que el BG. Alzate y acompañantes estén de regreso el sábado”, escribió el Mandatario en su cuenta de twitter.

 

El general Alzate, la abogada Gloria Urrego y el cabo Jorge Rodríguez fueron secuestrados por las FARC el pasado domingo 16 de noviembre y su liberación sería el paso final para reanudar las conversaciones en la Habana entre la guerrilla y el Gobierno colombiano, que en dos años han logrado un avance importante.

 

Según la agenda establecida en noviembre de 2012 a las negociaciones de paz les restan dos puntos por acordar para que finalmente los colombianos decidan por medio de un referendo la aprobación o negación de estos. De ser aprobados el Gobierno colombiano y las Farc firmarían un acuerdo que permita el fin de 50 años de conflicto.

 

 

 

Previous ArticleNext Article