Deportes

Zidane juega al despiste con la titularidad de James

Publicidad

 

Zinedine Zidane no quiso dar muchas pistas sobre la alineación que pondrá mañana contra el Nápoles, pero dejó caer que James se encuentra en perfectas condiciones para entrar en el once. Si el técnico sigue su plan normal de rotaciones que ha llevado hasta ahora, el ’10’ sería titular al haberlo reservado para el encuentro de este fin de semana contra Osasuna. De volver, el colombiano regresaría a un once en esta ronda de Champions un año después.

Escueto pero preciso. Así estuvo Zinedine Zidane en la rueda de prensa de hoy previa al partido que jugarán mañana contra el Nápoles y para el que no quiso dar muchas pistas sobre el once que tiene en mente. “James está listo para jugar y mañana verán el once, pero no lo puedo desvelar”, se refirió al colombiano hoy.

 

James tiene altas probabilidades de ser mañana titular por el encuentro de octavos de Champions. No salió este sábado de inicio en el Reyno de Navarra, en el que apenas disputó 30 minutos en la segunda mitad. Si Zidane sigue el plan que normalmente suele utilizar en sus rotaciones, James mañana será titular frente al Nápoles.

 

Publicidad

El ’10’ colombiano está en perfectas condiciones para ser de la partida en el crucial encuentro. Totalmente recuperado de sus problemas en el sóleo que lo apartaron un mes de los terrenos de juego, James ha mostrado una actitud de disposición total en los últimos entrenamientos. En España hablaban en la última semana que está en el perfecto camino para convencer a su técnico, trabajando como uno de los mejores del equipo en los entrenamientos.

 

Contra el Nápoles, se disputará el puesto con Isco y Lucas Vázquez. El primero jugó casi todo el encuentro contra Osasuna, lo que le hace perder bastantes papeletas para entrar desde el inicio. El segundo será el rival más duro de James para tomar el puesto que deja todavía vacante Bale. Salió en los últimos 20, por lo que físicamente parte con ventaja. Su trabajo incansable sobre el césped es su aval para quitarle el sitio mañana al de Cúcuta. Aunque hay un factor que juega en favor de James. En un partido de Champions importa también el caché del jugador y su peso en el campo. Ahí el ’10’ gana la batalla, como un jugador al que los rivales temen sobre el césped. Zidane querrá poner todas las cartas sobre la mesa e intimidar a su enemigo desde el anuncio del once.

 

De ser titular, volvería al once en un partido de eliminatoria de Champions un año después. La última vez que James disputó desde el inicio en esta fase fue en el partido de octavos de la pasada campaña contra la Roma. En aquel encuentro, acabó con el hombro medio en cabestrillo por una mala caída, pero aguantó con valentía los 90 minutos. A partir de ahí, desapreció totalmente de los planes de Zidane en la Champions. 5 minutos nada más en la ida del Wolfsburgo y 23 minutos en la vuelta contra el City. Pero eran otros tiempos, entonces Zidane no estaba nada contento con el desempeño del cucuteño en los entrenamientos. Hoy en cambio solo tiene buenas palabras de él cuando se le pregunta. Mañana podrá corroborarlas dándole la oportunidad que busca el colombiano desde hace tiempo.  

 

Previous ArticleNext Article