Vinicius y Mariano le dan la gloria al Real Madrid en el Superclásico

Con mejor presente no podría llegar el Real Madrid al Superclásico de La Liga de España contra el Barcelona. Los ‘merengues’ venían de perder a mitad de semana contra Manchester City por la Champions League y llevaban 2 partidos sin ganar en el torneo local.

Para los culés la historia era distinta, llevaban 4 partidos ganados en línea y logró un empate 1-1 de visitante ante Napoli por el torneo internacional. Sin embargo, el fútbol no entiende de lógica y mucho menos en el Superclásico que tenía como escenario el estadio Santiago Bernabéu.

Lo que más sorprendió del enfrentamiento de los equipos que luchaban por ser líderes en la tabla de posiciones, era que contrario a los antecedentes en otros superclásicos recientes, el ritmo del partido fue llevado a otro nivel. En el primer tiempo lograron mantener un ida y vuelta que recordaba los partidazos de antaño entre ambos.

Anuncios

No obstante, el gol no llegaba. Thibaut Courtois y Marc-André ter Stegen eran las grandes figuras. Lionel Messi estuvo impreciso y erró en un par de mano a mano que tuvo. Por los locales el que más insistía era Vinicius Jr, quien a la postre terminó siendo el gran héroe de la jornada. Sin goles, pero con muchas opciones terminó el primer tiempo.

Para la segunda mitad el trámite del partido cambió. Ahora los que dominaban en solitario eran los dirigidos por Zinedine Zidane. El sometimiento al Barça le cobró factura al minuto 71 con el gol de Vinicius Jr luego de una descolgada suya por el sector siniestro de la cancha, precedida de una asistencia de Toni Kroos.

El equipo comandado por Lionel Messi no tuvo una reacción plena. Barcelona tuvo algún brote de revulsión con la entrada de Martin Braithwaite, que inquietó al portero rival. Messi después perdió una opción clara que salvó Marcelo y el circuito ‘blaugrana’ continuó roto.

La estocada final la puso quizá el jugador más inesperado. Mariano Díaz, que entró al minuto 91 para sustituir a Karim Benzema marcó el 2-0 final después de un lateral de Dani Carvajal que lo dejó habilitado y cara a cara con el portero alemán.

La fiesta fue blanca y Real Madrid recuperó el liderato. Ahora es primero con 56 puntos, 1 más que el Barcelona y puede comenzar una racha positiva que le permita llegar fino al partido de vuelta de la Champions League ante Manchester City por la vuelta de los octavos de final y lograr remontar como visitante el marcador 1-2 que tiene en contra.

La velada en el Bernabéu después de mucho tiempo fue digna para los espectadores en un Superclásico. Ahora, el brote de crisis se extrapola para los dirigidos por Quique Setién.

Duván Zapata recupera su instinto goleador en Atalanta con triplete