Unas de cal y otras de arena para la Copa América en Brasil

Este jueves la Copa América recibió un espaldarazo de la justicia brasilera que le dio vía libre a la realización del evento deportivo en territorio carioca; sin embargo, recibió un revés al perder oro patrocinador que retiró su apoyo a la competencia.

En tarde de este jueves se conoció que los magistrados Aurélio, Lúcia, Lewandowski, Fachin, Mendes y Toffoli votaron a favor de la realización del torneo de selecciones más viejo del mundo.

Así las cosas, el máximo tribunal de Brasil rechazó las tres acciones radicadas por los partidos de oposición al Gobierno de Jair Bolsonaro y un sindicato metalúrgico, quienes llevaron hasta la Corte la solicitud para no desarrollar en territorio brasileño la competencia deportiva, teniendo en cuenta las cifras de la pandemia que sigue descontrolada en ese país.

Por otro lado, la compañía inglesa Diageo, dueña de marcas de alcohol como Johnnie Walker, Tanqueray o Smirnoff, ha afirmado este jueves que retirará sus marcas de la Copa América en Brasil “en vista de la situación de salud actual en Brasil y con respecto al momento de la pandemia Covid-19”, según ha informado en un comunicado.

De este modo, se suma a Mastercard y a la cervecera brasileña Ambev, que tomaron la misma decisión por la alta incidencia de coronavirus en el país sudamericano.

La firma inglesa ha señalado que los términos del patrocinio se acordaron cuando el evento futbolístico estaba programado para realizarse en Colombia y Argentina. “Diageo reitera su compromiso con la sociedad, observando protocolos de seguridad y acciones institucionales que contribuyan a la mitigación de la pandemia”, ha añadido la compañía.

Además del retiro de Diageo, Ambev y Mastercard de la Copa América por la situación pandémica, la mayoría de los patrocinadores de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) ya habían difundido notas oficiales exigiendo la investigación de las acusaciones de acoso sexual y moral contra el entonces presidente de la entidad, Rogério Caboclo, quien, en fin de semana, fue destituido de su cargo por 30 días.

La Copa arrancará el próximo domingo con un partido que enfrentará a Brasil contra Venezuela, en el estadio Mané Garrincha, en Brasilia. Asimismo, se disputarán encuentros en otras regiones brasileñas como Cuiabá, Goiânia y Río de Janeiro.