Deportes

Unas chicas que vuelan muy alto

Publicidad

Por Juan Felipe Rengifo*


Para todo colombiano, el deporte ha sido uno de nuestros principales motivos de orgullo, cuando el himno de nuestro país es entonado por nuestras medallistas de oro o nuestro campeones en diferentes disciplinas, es inevitable que se nos ponga la piel de gallina y sintamos el orgullo de ser de este país y así sea por unos momentos, dejamos de lado la polarización, los regionalismos  o cualquier factor que nos divida como nación.

Paralelo a los triunfos de Mariana Pajón, Caterine Ibargüen, o Sofía Gómez por citar algunos ejemplos de tantas mujeres que nos representan con orgullo, hay un equipo colombiano que se puede considerar como el Real Madrid de un deporte donde somos potencia mundial, el ultimate. Revolution es un club deportivo que se codea con los mejores equipos de su categoría, en el World Ultimate Club Championships del año pasado celebrado en Cincinnati, una especie de Mundial de clubes poniéndolo en términos futbolísticos, superaron equipos de Bélgica, Japón, Estados Unidos, Gran Bretaña, Nueva Zelanda, Finlandia y Suiza.

Pese a que llegaron invictas a la final, el título mundial se les escapó, no obstante, se quedaron con el respeto y la admiración de los demás competidores. Todo lo alcanzado les permitió conseguir algo único en el deporte del frisbee, jugar la Liga profesional Femenina, competición exclusiva para equipos estadounidenses, pero que en esta ocasión tendrá un representante colombiano.

Revolution es un verdadero ejemplo de los valores que debe transmitir el deporte, Mauricio Moore, líder y artífice de este proyecto, no solamente dirige a sus jugadoras en tácticas y estrategias, todo va más allá de la disciplina deportiva, se busca integralidad, una fortaleza mental que les permita superar los desafíos que traen los partidos, pero también los de la vida cotidiana, sus experiencias y vivencias son claves para potenciar su rendimiento.

Publicidad

En el marco del Torneo Eterna Primavera TEP que inicia esta semana en la ciudad de Medellín, Moore y sus dirigidas buscarán defender el título obtenido el año pasado frente a equipos colombianos y estadounidenses, pero el sábado cuando la competición esté llegando a sus instancias finales, tendrán su gran desafío,  el primer juego de la liga profesional frente a Atlanta Soul.

Este sábado 20 a las 7.30 PM en la Marte de Medellín, habrá una verdadera Revolution, 15 años de historia, de sueños, de triunfos, de sacrificios, pero especial de ilusiones. Estos factores y sumando  a un riguroso entrenamiento individual y colectivo, serán los motores para dar el primer paso en este nuevo desafío, en donde nuestras chicas seguirán demostrando porqué son del selecto grupo de embajadoras del deporte colombiano.   


*Juan Felipe Rengifo es Periodista y docente de la Universidad Central

Previous ArticleNext Article