Sin investigación a fondo revelan causa del accidente de Tiger Woods

Hace casi una semana se supo que Alex Villanueva, alguacil del condado de Los Ángeles, ya tenía la causa del accidente que sufrió Tiger Woods el pasado 23 de febrero en Ranchos Palos Verdes. Sin embargo, las autoridades señalaron que el dato solamente se daría a conocer con la autorización del golfista.

Este miércoles 7 de abril, en una rueda de prensa, Alex Villanueva reveló la causa, que en pocas palabras era el exceso de velocidad.

“Woods conducía de 135 a 140 kilómetros por hora en un tramo de carretera cuesta abajo en las afueras de Los Ángeles, que tenía un límite de velocidad de 72 kilómetros por hora”, señaló Alex Villanueva.

Además, informó que no hubo signos de conducción distraída y que pudo haber pasado que Tiger Woods pisara el acelerador cuando buscaba frenar apenas perdió el control. La deducción se da luego del análisis cuyo resultado concluye que la camioneta aumentó la velocidad cuando salió de la carretera.

La conclusión final es que, a pesar de que es clara la evidencia de la violación al exceso de velocidad, Tiger Woods no enfrentaría cargos por esta infracción porque no había un agente cuando sucedió el hecho. Tampoco le hicieron pruebas de sangre debido a que no hallaron evidencias de intoxicación.

Con un comunicado, Tiger Woods agradeció a quienes lo socorrieron y al personal médico que lo atendió. Ahora se dedica a su recuperación y también hizo alusión a su fanaticada.

Le puede interesar: Destrozado acabó el carro de Jorman Campuzano tras accidente