Serbia quiere escalar la roca alpina suiza

Serbia y Suiza se verán las caras este viernes (1.00 hora de Colombia) en un encuentro entre dos selecciones que han comenzado con buen pie para desbancar a la favorita Brasil, con unos partidos iniciales en los que han demostrado tener despliegue físico y capacidad de sufrimiento.

Este partido puede resultar decisivo en el desenlace del Grupo E, en el que Brasil debería tomar un papel de favorita que se ha reducido tras no pasar del empate en la primera jornada ante el equipo helvético (1-1).

Tanto Serbia como Suiza saldrán al campo sabiendo el resultado del Brasil-Costa Rica. Si no hay sorpresa y gana la ‘Canarinha’, ese resultado pondría presión sobre el equipo suizo y le obligaría como mínimo a puntuar para no buscar un casi imposible en la última jornada contra Costa Rica, lo que se traduciría en una mayor toma de riesgos ante un rival menos presionado por tener ya una victoria, pero al que un empate tampoco le valdría demasiado de cara a cerrar ante Neymar y compañía.

Con todo, los suizos se presentan en el Kaliningrad Stadium en plena racha, con siete partidos sin perder y tan sólo dos goles encajados, habiéndose enfrentado además ya a dos equipos de nivel como España y Brasil, a las que acertó a ‘cortocircuitar’ su maquinaria ofensiva.

El punto logrado en la primera jornada por la selección de Vladimir Petkovic estuvo marcado por el polémico gol del empate, obra de Zubar, y por el duro marcaje realizado a Neymar, al que anularon tras hacerle una decena de faltas.

Ahora, sin la presencia de jugadores de tanto talento en el combinado serbio como los que posee de tres cuartos hacia delante la pentacampeona del mundo, Suiza tratará de jugar más preocupada de atacar, pero sin desajustar un reloj que de momento funciona bien y con pocas fisuras y que tendrá enfrente un combinado con poderío en el medio con Milinkovic-Savic y Matic.

Enfrente del presumible férreo equipo suizo, una Serbia que no ofreció un juego brillante tampoco, pero que sí sacó el máximo partido al golpeo de Kolarov y a su capacidad defensiva para sumar tres puntos vitales. Mladen Krstajic parece que también apostará por repetir su primer once, con la posibilidad de sentar a Ljajic y dar entrada a Kostic.