Deportes

Rionegro ‘abofeteó’ a Independiente y saca la cara por Colombia en la Sudamericana

Rionegro-Sudamericana
Publicidad

El club colombiano Rionegro abofeteó a Independiente, el Rey de Copas de Argentina, y se anotó este martes un apretado triunfo por 3-2 en el primer duelo por la segunda fase de la Copa Sudamericana-2019.

Pese a su ajustada victoria, el modesto equipo pisoteó todas las apuestas y se impuso en su estadio Alberto Grisales gracias a los goles de Mauricio Gómez (23), Kevin Salazar (46) y de Jáder Obrian (59).

Independiente, que se había ido en ventaja a los 21 a través de Cecilio Domínguez, descontó a los 66 tras una acción de Silvio Romero.

El vencedor se medirá en octavos con el ganador de la llave que integran Universidad Católica de Quito y Melgar de Perú. El cuadro ecuatoriano goleó este martes en la ida 6-0.

“Me quedo con los últimos minutos. El equipo se vio con mucho ímpetu, no con tanta claridad pero fuimos a buscar el empate. Esperamos que sea el inicio para darle vuelta a la serie”, dijo Romero a la prensa.

El empate parcial

En la primera parte el Rey de Copas apenas fue la sombra de su favoritismo. El conjunto colombiano dio un paso al frente y quedó desde muy temprano con la pelota, impidiendo la salida de los argentinos.

Independiente llegó a ceder dos tiros de esquina antes de dar el zarpazo en su segunda llegada.

El extremo derecho Martín Benítez metió un pase entre líneas para que Cecilio Domínguez le ganara la espalda a la defensa y anotara el primer gol de la noche.

El cuadro argentino cosechaba una victoria parcial que no rendía justicia a lo mostrado en la cancha.

Pero apenas pasados dos minutos después, el volante Mauricio Gómez puso el partido en orden.

Tras recuperar un balón en el centro, cabalgó en solitario hasta el área defendida por Martín Campaña. El colombiano le hizo el quite a un volante antes de rematar cruzado y conseguir el empate.

Con el 1-1, las Águilas Doradas de Rionegro se reafirmaron en la cancha y ejercieron más presión. El equipo de Avellaneda no tuvo más remedio que defenderse a la espera de un contragolpe.

Publicidad

Sin embargo, logró irse a las duchas con las opciones intactas.

Cambios certeros

Pero apenas arrancó el segundo tiempo, Rionegro comenzó a darle forma a su victoria. El técnico Eduardo Cruz envió a Kevin Salazar en reemplazo de Juan Pablo Otálvaro.

En su primera aparición, el 10 de Rionegro capitalizó un pase largo – en aparencia inofensivo y mal rechazado por la defensa – para sacar un disparo que se coló por las piernas del defensa Guillermo Burdisso y venció al arquero Campaña.

Independiente acusó el golpe y se quedó sin reacción. Los colombianos aprovecharon su instante de gloria para aumentar la ventaja.

El autor del primer tanto para las águilas incursionó por la banda izquierda y lanzó una pelota que encontró bien parado a Obrian. El volante se zambulló en el área para anotar de cabeza y dejar la cuenta 3-1.

Sin embargo, los diablos rojos resurgieron de las cenizas.

El entrenador Ariel Holan reacomodó sus fichas y envió al campo de juego a los atacantes Francisco Pizzini y Silvio Romero, quienes se combinaron para acortar la ventaja.

De ahí en adelante, el club argentino bombardeó el área rival en busca del empate. Los últimos minutos fueron una lucha sin cuartel que se saldaron con diez tarjetas amarillas, cinco para cada uno.

A Independiente pareció faltarle tiempo para librarse de la derrota. Con los dos goles de visitante, parte como favorito en el juego definitivo. Sin embargo Rionegro ya demostró que puede ser el ‘matarreyes’ de la segunda fase de la Sudamericana.

Con información de AFP

Publicidad
Previous ArticleNext Article