Deportes

Real Madrid pierde el respeto de Europa, volvió a perder con el CSKA de Moscú

El del CSKA era un partido para reivindicarse. Isco y Asensio eran los jugadores más indicados para revertir su situación, pero el único que se llevó los aplausos fue el brasileño Vinicius.

El Real Madrid lo tenía todo hecho en esta fase de grupos, pero le faltaba dar buena imagen. Algo de lo que no puede presumir en esta temporada. Para ello, Solari dio entrada a jugadores menos habituales, como Javi Sánchez, Valverde, Odriozola, Vinicius, Llorente o Vallejo.

Tras un inicio bastante plácido, los de Solari se fueron desconectando poco a poco del partido. Asensio fue el jugador que tiró del carro en el inicio, pero poco duró. Benzema no existió y a la mínima fue silbado por la parroquia blanca.

Los últimos minutos de la primera parte fueron un despropósito. Chalov marcó el primero y el segundo,

Publicidad
obra de Sigurdssoon, evidenció las carencias de la pareja de centrales formada por Sánchez y Vallejo.

En la segunda mitad se esperaba una reacción, más aún en casa, pero ni con esas. Solari, en rueda de prensa, lo reconoció. “Tras el primer gol nos venimos abajo y no reaccionamos”. El jugador más señalado fue Isco, que tras perder dos balones recibió los pitos continuados de su afición, a la que contestó con un “qué quereis”.

Los cambios de Solari no funcionaron. Bale entró por Benzema, pero se pasó más tiempo fuera por unos problemas musculares. Kroos volvió a coger ritmo y Carvajal dio descanso a un Marcelo que sigue sin estar bien en ataque y en defensa.

Publicidad
Previous ArticleNext Article