Deportes

Policía búlgaro quiso reprimir una protesta con gas pimienta y por error terminó rociando a sus compañeros

Publicidad

Cientos de manifestantes se aglomeraron en el Congreso de Bulgaria ubicado en Sofía, la capital. Todo esto con el objetivo de forzar un referendo para cambiar el gobierno a democracia directa y lucha contra la corrupción.

Un grupo de efectivos de la Policía búlgaro fue enviado a controlar a los manifestantes y tenían órdenes de altos jefes de usar gas pimienta para dispersar a los protestantes. Uno de ellos acató la orden pero no contó con una serie de factores que terminó afectando a sus compañeros.

El inexperto policía no tuvo en cuenta que el viento en ese momento golpeaba fuertemente hacia él y sus compañero, por ende, cuando quiso rociar a los manifestantes, el viento cambió la dirección del gas tóxico hacia sus compañeros y terminaron afectados.

Publicidad

Una de las personas que asistió a la protesta captó las imágenes del momento en que el policía cometió este error y los compañeros de él estuvieron afectados por el gas por varios minutos. Acá dejamos las imágenes:

Previous ArticleNext Article