Palmeiras se queda con la Libertadores en una final floja

Palmeiras, campeón de Copa Libertadores

La previa prometía un escenario próspero para la final de la Copa Libertadores de la edición 2020. El estadio Maracaná fungía como el templo con el 10 % de aforo habilitado para hinchas Palmeiras y Santos, quienes venían de eliminar a River Plate y Boca Juniors con partidos goleando 3-0. La rivalidad entre ambos era grande, estaba en juego el orgullo estadual, los dos son del estado de São Paulo en Brasil.

Sin embargo, la previa se quedó corta para lo que mostraron en la cancha ambos equipos. Poco o nada ofrecieron durante el desarrollo del juego, que comenzó picado con encontrones fuertes y algunas riñas que al final fueron inconsecuentes. Después de los 20 minutos todo se aplacó y los creativos fueron desactivados por el trabajo defensivo impecable que planteó cada escuadra. Las faltas en Santos y Palmeiras fueron recurrentes los 90 minutos.

Al final lo único que se podía esperar era que el tiempo se pasara rápido y que la emoción llegara con los penales después de los tiempos extra, pero no hubo necesidad. A los 90 minutos el árbitro Patricio Lousteau decretó 8 minutos de adición, que fueron a la postre los más emocionantes del partido.

Anuncios

Recién comenzó la reposición, Marcos Rocha se enfrascó en una pelea con el entrenador Cuca, que se rehusó a dejarle el balón para sacar de lateral. Hubo una gresca tímida que no prosperó, pero el juez expulsó al técnico por la acción. La emoción llevó a que Cuca fuese a la tribuna y se fundiera con los hinchas de Santos.

El entrenador no alcanzó a acomodarse en las gradas. En la jugada que sucedió a esa acción, Rony metió un centro con la diestra que encontró la cabeza de Breno Henrique y el impactó bañó el portero rival para darle la segunda Copa Libertadores a Palmeiras con el 1-0 definitivo, y de paso evitarle a los espectadores otro posible letargo de 30 minutos más de juego.

El héroe de la jornada vino desde el banco. Breno Henrique sustituyó a Gabriel Menino a los 85 minutos para entregarle la gloria al Palmeiras, que disputará el Mundial de Clubes.

La primera y última vez que el Verdão’ ganó la Copa Libertadores lo hizo en 1999 contra el Deportivo Cali desde el punto penal. Abel Ferreira de Portugal es el tercer técnico europeo en ganar la Copa Libertadores. Sus predecesores fueron Mirko Jozić de Croacia con Colo Colo en 1991 y Jorge Jesús con Flamengo en el 2019.

Le puede interesar: Autor de ‘Trainspotting’ deseó machetear a Alfredo Morelos