Naufragio absoluto en Quito. Así no llegamos Catar

Ecuador 6-1 Colombia

Colombia recobró la memoria de sus peores épocas en un camino rumbo a un Mundial de Fútbol. La fecha FIFA terminó con un fracaso casi inédito y con dos goleadas vergonzosas que lo dejan comprometido en la tabla de posiciones. Su verdugo este martes fue Ecuador, que estuvo a la altura requerida para un partido de Eliminatorias.

Igual que contra Uruguay, Colombia recibió el primer gol temprano. A los 7 minutos Robert Arboleda aprovechó en el área la desatención defensiva para el 1-0 y la debacle apenas comenzaba. 2 minutos después Ángel Mena se coló entre los defensas colombianos para marcar el 2-0 en un contragolpe letal.

Michael Estrada sentenció un partido que aún era joven a los 32 minutos con el 3-0 y los centrales nunca lograron entenderse bien con laterales que tuvieron una noche para el olvido. Lo que desató la furia de Carlos Queiroz fue el 4-0 de Xavier Arreaga, gol casi que calcado al anterior. El entrenador de los cafeteros hizo 4 cambios inmediatamente y desconcertado.

Después, en lo poco rescatable de la Selección Colombia, Duván Zapata Fabricó un penal que James Rodríguez convirtió en gol a los 45 minutos. 4-1 el marcador en el primer tiempo y la esperanza quedaba puesta en un milagro.

Colombia intentó, pero no fue claro. El milagro se fue desvaneciendo y Gonzalo Plata con un golazo terminó de matar cualquier esperanza, aunque dos minutos después se fue expulsado. Pervis Estupiñán redondeó el 6-1.

Hay que regresar al 9 de marzo de 1978 para llegara la última vez que Colombia recibió 6 goles en una Eliminatoria. Esa vez el rival fue Brasil y perdió 6-0. La última vez que Colombia perdió dos partidos seguidos por Eliminatoria fue en 2009 rumbo a Sudáfrica 2010, aquella vez fue derrotado por Venezuela 0-2 y por Argentina 1-0. Para la última vez que Colombia recibió 9 goles en dos partidos seguidos por Eliminatorias se debe ir hasta 1965, perdió contra Ecuador 2-0 y contra Chile 7-2.

El panorama no pinta bien para Colombia que debe jugar contra Brasil y Paraguay en marzo del año entrante, tiempo suficiente para recomponer.

Le puede interesar: No cunde el pánico en la Selección Colombia por COVID-19