Nacional tuvo un debut simple en la Liga Águila ante Once Caldas

Paulo Autuori debutó en la primera fecha de la Liga Águila con un Atlético Nacional cuya principal sensación positiva que dejó en la cancha fue el rendimiento individual que tiene Jeisson Steven Lucumí.
Brayan Rovira disputando el balón.

El Atanasio Girardot se preparó con un lleno parcial para recibir en la primera fecha de la Liga Águila a Atlético Nacional, que tenía como principal cambio en el arco al portero José Fernando Cuadrado, quien le tocaba enfrentar a su ex equipo, ahora vistiendo la camiseta ‘verdolaga’.

El partido tuvo un trámite muy trabado. No había mucho ritmo, aunque era claro que los locales llevaban la iniciativa en el compromiso. El único jugador que intentaba ofrecer algo distinto en la cancha era Jeisson Steven Lucumí con sus regates desequilibrantes. La primera parte se fue sin goles.

Para el segundo tiempo, vale la pena rescatar que los verdes fueron mucho más incisivos en el juego, pero no tenían claridad para concatenar jugadas. Lucumí era el único que alteraba la defensa del rival y el portero Gerardo Ortiz se convirtió en figura con un par de atajadas.

Al final Nacional no pudo desequilibrar la defensa del Once Caldas y el juego acabó 0-0. En esta primera presentación, los dirigidos por Paulo Autuori mostraron algunas características positivas, pero todavía les queda mucho por mejorar.