Los tres refuerzos que podrían llegar al Real Madrid en enero

Quedan casi dos meses para que el mercado invernal permita hacer traspasos, pero desde el Real Madrid ya se han puesto manos a la obra mientras solucionan el tema del entrenador. A expensas del técnico que llegue o se quede Solari, la directiva ya sondea tres refuerzos con dos regresos (James Rodríguez y Mario Hermoso) y el añorado delantero (Mauro Icardi).

Según comenta ABC, los tres son objetivo primordial de Florentino Pérez para reforzar las posiciones defensivas y ofensivas y mientras Mario Hermoso sería una opción de fácil fichaje por su cláusula y el buen recuerdo que dejó en La Fábrica, James e Icardi esperan una llamada del Madrid que les haga viajar hasta la capital española.

En el caso de James, sería un regreso más que esperado por el colombiano pues pese a la buena temporada pasada, esta campaña no ha arrancado nada bien con Kovac con quien ya es suplente porque “no podemos jugar con doce”. Unas palabras que no convencen al mediocentro quien habría pedido según el citado medio a Jorge Mendes que le devuelva a la Castellana ya sin Zidane y con más oportunidades de recuperar sus galones. James volverá al Real Madrid en verano, si el Bayern no paga la cláusula, donde tiene contrato hasta 2021.

El colombiano es más un deseo propio que de la directiva, pues en las altas esferas sigue gustando mucho Icardi, con quien suspiran para recuperar el gol perdido. El delantero argentino del Inter está cuajando otra temporada fantástica y pese a que, como James, no podría jugar Champions esta temporada con los blancos, su refuerzo sería para LaLiga y Copa donde llegaría para jugar muchos minutos y ser una alternativa a Benzema y Mariano. Mientras espera a la llamada blanca, su fichaje rondaría los 175 millones de euros, Icardi tiene sobre la mesa una renovación de los italianos hasta 2023.

Por último, otro que no se ve con malos ojos en el equipo su llegada es el caso de Mario Hermoso. Criado en la cantera merengue, el central salió el verano pasado hacia el Espanyol donde ya se ha asentado en el eje de la zaga y ha cogido galones en un equipo ‘amigo’ del Madrid. Tiene una cláusula de rescisión 40 millones, pero el club de la capital se guardó una opción de recompra de 15 ‘kilos’ que podrían ejecutar. Hermoso llegaría para ser la alternativa de garantías que no ha podido ser Vallejo y además puede desenvolverse en el lateral izquierdo donde los blancos buscan refuerzos ante las lesiones de Marcelo y la juventud de Reguilón.

Así se encuentra la situación de futuro a corto plazo de un Real Madrid al que le queda una semana para inscribir a un entrenador que no sea interino. Una posición que se ha estancado y en la que cada día que pasa tiene más opciones de caer en manos de un Santiago Solari que de momento firma dos partidos con sendas victorias.