Deportes

Las tres razones por las que el futuro de Julen Lopetegui en el Real Madrid sigue en el aire

Publicidad

El Real Madrid consiguió una victoria, no del todo balsámica, ante el Viktoria Plzen en la tercera jornada de la fase de grupos de la Champions League. El equipo de Julen Lopetegui, no sin sufrir y mostrar alguna de las señales de debilidad de las últimas semanas, sumó tres puntos que no despejaron, ni mucho menos, las dudas sobre el futuro del entrenador.

La primera razón para entender esto es que el duelo ante el Plzen evidenció que pocas cosas han cambiado en el juego del Real Madrid. El equipo estuvo lento en el flujo de pelota, incapaz de controlar el partido en su totalidad y fallón en ambas áreas. Produce jugadas, pero se muestra extremadamente errático, y está especialmente vulnerable en defensa.

La escuadra blanca concedió hasta nueve disparos, de los que dos fueron a puerta. Uno de ellos fue el tanto del Viktoria Plzen, con una efectividad del 50%. Un mundo de distancia con el ataque blanco, que generó el doble de disparos, de los que siete fueron a puerta (un 28% de acierto) y uno a la madera.

Publicidad

Tener un control absoluto de la pelota (un 63% de la posesión) no le fue muy rentable a los de Lopetegui, al menos en cuanto a la rentabilidad de este dominio. Tuvo que correr casi lo mismo que su rival (tan solo un kilómetro menos, 108) y no dio en buena parte del encuentro la sensación de tener controlada la situación. De hecho, el Plzen pudo empatar el duelo al filo del descanso y el Real Madrid acabó en su campo el partido.

Tras el Plzen, la siguiente parada del camino blanco (y de Lopetegui) es el Barcelona. El Clásico del próximo domingo es la siguiente causa de la permanencia del técnico de Asteasu. Lo confirmó el director de Relaciones Institucionales blanco, Emilio Butragueño: “Estará en el banquillo, con normalidad”. La entidad del partido ante el eterno rival no aconsejaba hacer cambios drásticos, aunque el pasado fin de semana no se descartó ninguna posibilidad. Esto supone una bala extra para Lopetegui, que ganando cogería aire…en teoría.

Porque el calendario aparece como tercera causa. La confianza de la directiva en el técnico, al menos eso se ha filtrado, es nula. La sucesión de partidos hasta el parón de selecciones (la semana que viene hay Copa, contra el Melilla) frena cualquier decisión sosegada y da aire a Lopetegui. Por esto, incluso con una victoria en el Clásico, el entrenador no tendría asegurada su continuidad. Una derrota, eso sí, podría desencadenar un proceso al que le han parado las circunstancias y contra el que el técnico trata de rebelarse.

Previous ArticleNext Article