Deportes

La Premier no tiene respeto por Pep y Mou

Publicidad

 

La prensa británica amanece con duras críticas hacia los dos técnicos de los clubes de Manchester que estaban llamados a disputarse la liga. Los reproches se cebaron sobre todo con el entrenador del City, que sufrió una auténtica humillación contra el Everton y que ha caído en una profunda depresión en las últimas jornadas después del gran inicio de campaña que realizaron. 

Pep Guardiola y José Mourinho pasan por uno de sus peores momentos desde que son entrenadores de equipos profesionales. Los dos gurús del fútbol de los últimos años, han visto con apenas una campaña de diferencia como la Premier les ha faltado el respeto a uno y a otro, con una frágil memoria de todos los títulos y el legado que habían construido hasta ahora. La liga de las islas británicas se ha devorado sus hojas de vida, desechando a ambos como despojos. En Inglaterra no tienen piedad de los que eran considerados hasta hace muy poco como los dos mejores técnicos del fútbol moderno. Dos estilos diferentes que han marcado una rivalidad histórica, pero que en el último año han vivido el lado oscuro del balompié.

 

Los diarios británicos han amanecido hoy lunes haciendo una crítica feroz hacia estos dos entrenadores que estaban llamados a convertir con su rivalidad a la Premier en el centro de todos los focos del fútbol actual. Con más de media temporada jugada, se sitúan en el quinto y el sexto puesto de la tabla, muy lejos de las aspiraciones que tiene ambos equipos cuyo presupuesto para este año ha rozado los 300 millones en cada caso.

 

“El City se pasó cuatro años persiguiendo al catalán, entonces ¿por qué ha heredado un equipo envejecido con problemas serios en defensa? ¿Cambiará ahora su sistema después de la humillante derrota contra el Everton?”, se pregunta el periódico The Guardian en un análisis de su reportero Jamie Jackson. En Inglaterra consideran que una de las principales razones del mal curso de los citizens está en la planificación de la plantilla que llevaron a cabo el técnico catalán y el director deportivo Txiki Beguristain. La decisión de “cambiar a Hart por Bravo en el arco ha sido un auténtico desastre” después de los continuos errores que ha cometido el chileno en la valla citizen.

 

“¿Cambiará el sistema Guardiola?”, se pregunta la prensa británica. Una de las críticas que siempre le han acompañado desde su salida del Barcelona ha estado en su estilo de juego inamovible. Este mismo pensamiento caracterizó a su predecesor en el City, Manuel Pellegrini, quien también fue muy criticado por tener solo un plan de ruta durante toda su estancia. Pep ha reconocido que todavía está comprendiendo el peculiar juego de la Premier y que ya ha tenido que retocar su sistema en el periodo que lleva actualmente. “En la Premier tienes que estar atento a las segundas, terceras, cuartas y quintas jugadas… Es algo que todavía estamos entendiendo”, reconoció en una entrevista hace unas semanas.  

 

Publicidad

Su trato con la prensa no le ha ayudado. Guardiola siempre ha sido bastante orgulloso y condescendiente en sus discursos con los periodistas. En Barcelona tenía su propio jardín que le respetaba cualquier desprecio del catalán, en Alemania también le aguantaron la mayoría de sus desplantes por el clásico respeto inherente al pueblo teutón, pero en Inglaterra no le están comiendo el cuento y ya ha tenido varios roces con diversos profesionales de la comunicación. “Tú eres el periodista, no yo”, le contestó con arrogancia a un periodista cuando le preguntó si en un encuentro Fernandinho debió ser expulsado. Pep se ha dado cuenta de este trato despectivo a la prensa y en más de una ocasión ha tenido que pedir disculpas como hizo en sus discursos a la BBC o Sky. En Inglaterra consideran que este Pep ha nacido con las derrotas de los últimos meses y que no tiene nada que ver con el Pep accesible que se vio en las primeras fechas donde el equipo arrancó con buenos registros.

 

“¿Habran perdido la fe en sus ideas los jugadores de la plantilla?”, se preguntan en la prensa británica. Pep comenzó con una racha de diez victorias que ilusionó a todos en el club, pero esa alegría ha desparecido semana a semana hasta sucumbir en la actual depresión que hace ver a un equipo totalmente roto sin identidad de juego. Pep tendrá que reencontrar el camino en los entrenamientos de esta semana para resurgir en su estilo frente a un Tottenham que enfrentarán en la próxima jornada, y que se ha destacado como unos de los conjuntos en mejor forma en las últimas fechas de la Premier. 

 

“Se suponía que los clubes de Manchester debían luchar por el título de la Premier League, pero ahora City y United se sientan fuera de los cuatro primeros … ¿cuándo empezó a ir todo mal?”, se pregunta el diario Daily Mail en su artículo. Con el equipo de Mourinho son más comprensivos en su análisis, ya que el United ha repuntado su mal inicio de campaña con una racha brillante en los meses de diciembre y el actual enero. Mourinho ha encontrado una fórmula de juego en las últimas fechas donde no pierde desde hace 16 jornadas, pero en el encuentro contra el Liverpool quedó en evidencia la falta de argumentos de su equipo. Ante los problemas, solo pudieron acudir a los balones colgados a las dos torres -Ibra y Fellaini- para buscar la segunda jugada. Un discurso muy pobre para un equipo del nivel del United.

 

Los red devils tienen el peor ratio de conversión de la Premier. Su falta de acierto de cara a la portería ha sido su cruz en lo que va de campeonato. Su tasa de conversión se sitúa en una pobre 32,43%, la última de la Liga. El United pierde demasiadas oportunidades y esto le costó puntos fáciles como los que perdió contra Stoke City, Burnley y West Ham.

 

“Los dos equipos de Manchester, fuera de la carrera por la Premier”, titula el diario The Sun. Es la sensación que tienen la mayoría de medios británicos. Los dos equipos que en teoría se iban a disputar la liga se han quedado fuera de las apuestas por el título a mitad de campaña. En el ecuador del campeonato aún puede pasar de todo, pero lo cierto es que ambos equipos en estos momentos no estarían clasificados ni para la Champions League. Un balance catastrófico para los dos técnicos más prestigiosos del fútbol moderno. Los nuevos profetas son ahora Conte y Klopp, los cuales lideran la Premier con el Chelsea y Liverpool en la cabeza de la tabla.

Previous ArticleNext Article