La Federación asegura que no conoce de las denuncias hechas por las jugadoras

El escándalo de denuncias sobre acoso sexual y laboral además de falta de garantías para desempeñar un buen rendimiento en la Selección Colombia femenina sigue dando de qué hablar. La FCF se defendió con la publicación de un comunicado al respecto.

Después de una semana de revuelo en la que varias jugadoras de la Selección Colombia Femenina en diversas categorías denunciaran en los medios de comunicación hechos de acoso sexual y laboral entre otras graves declaraciones, la FCF (Federación Colombiana de Fútbol) publicó un comunicado en el que deja claro que no tiene conocimiento de las denuncias.

Ante las declaraciones de un par de jugadoras de la Sub 17 donde afirmaron que fueron víctimas de acoso sexual y laboral, la FCF dejó claro que está dispuesta a colaborar y que deja todo en manos de lo que pueda hacer la Fiscalía.

“Rechazamos tajantemente el acoso sexual y laboral, y manifestamos cero tolerancia frente a actos que de cualquier forma atenten contra la integridad de cualquier miembro de nuestras Selecciones Colombia. Es por esto, que coadyuvaremos con la Fiscalía General de la Nación en cualquier proceso que ellos requieran”, expresaron en el texto difundido.

Ante los hechos que Melissa Ortiz e Isabella Echeverri denunciaron sobre venta de camisetas por parte de funcionarios de la FCF a ellas, cobros por convocatorias o pagos de vuelos internacionales por parte de ellas, dejaron claro que estos hechos nunca fueron puestos en conocimiento de las directivas de la Federación.

“A hoy, 27 de febrero de 2019, no hemos recibido en nuestras oficinas una denuncia o queja formal por parte de las jugadoras”, expresaba parte del comunicado emitido.

Hasta el momento no ha habido una respuesta concreta de las futbolistas con respecto al comunicado emitido. Lo cierto es que estas declaraciones de la FCF contradicen la versión dada por Melissa Ortiz a los medios de comunicación, donde ella aseguraba que por medio de cartas manifestaron sus inconformidades, pero las misivas no fueron respondidas.