La Bundesliga quedó servida para el Bayern Múnich

Este martes en la mañana se iba a jugar el clásico de Alemania. Borussia Dortmund recibió al Bayern Múnich en el Signal Iduna Park para saber si podía seguir peleando la Bundesliga, lo cierto es que esa opción ya quedó lejana.

A los dirigidos por Hans-Dieter Flick les bastó con un golazo de Joshua Kimmich a los 43 picando desde el borde del área.

En el segundo tiempo, Lucien Favre optó por sustituciones que no sirvieron mucho. También se discutió una mano de Jerome Boateng dentro del área que no fue revisada por el VAR.

Finalmente Bayern Múnich se hizo con los tres puntos y quedó líder con 64 puntos. Borussia Dortmund quedó segundo con 57 más alejado a falta de 10 juegos.

Contenido relacionado: La NBA regresaría para julio en Disney World