Deportes

Incendio en el vestuario del PSG

Pasadas apenas unas pocas horas después de que el Real Madrid derrotara por 3-1 al París Saint-Germain (PSG), en la capital gala ya se tenía claro quién era el máximo responsable de la derrota francesa. Todas las miradas señalaron a Unai Emery. Lo hicieron desde fuera del club, pero también desde dentro, desde lo más profundo de un vestuario que empieza a hartarse del preparador español.

Hubo tres decisiones que en el cambiador entendieron como erróneas. Dos se reflejaron en la alineación titular. La primera, la presencia de Kimpembe en el once titular.

El joven central desplazó a Thiago Silva, capitán del equipo y con mucha más experiencia. La otra fue la presencia de Lo Celso en el pivote. Otro jugador joven que dejó en el banquillo a Lass Diarra y que provocó el penalti del 1-1 cuando la primera mitad estaba a punto de terminar.

La tercera decisión controvertida señaló el cambio de Cavani (delantero centro), por Menieur (lateral derecho), relevo que dio más control del balón al PSG, pero que le restó pegada. Di María parecía el hombre más adecuado por su momento de forma y características, pero el argentino no jugó ni un minuto. Emery solo agotó dos cambios. El otro fue Draxler por el antes mencionado Lo Celso.

Los cuatro indignados del vestuario

Este cóctel de desatinos según la visión del equipo francés ha provocado que haya cuatro jugadores en pie de guerra contra su entrenador. Y no son futbolistas cualquiera. Son los propios afectados por estos movimientos, a saber: Thiago Silva, Cavani, Di María y Lass Diarrá.

Este último abandonó el estadio sin si quiera pisar la zona mixta, como exige la normativa de la Champions. Los otros tres lo hicieron con caras de muy pocos amigos, dejando patente un enfado que, en el caso de Thiago Silva y Di María, se hizo patente a través de sus parejas. Ambas subieron mensajes de indignación a sus redes sociales, alentando un incendio que amenaza con quemar a Emery y llevárselo por delante.

En Francia no descartan que, si el PSG cae eliminado, pese a su buen hacer en Liga, Copa y Copa de la Liga, el entrenador sea destituido a mitad de temporada. Lo que cada día parece más claro es que su futuro está alejado del PSG. Sea para lo que resta de curso, sea ya cuando la campaña ha terminado.

Publicidad
Previous ArticleNext Article