Deportes

Firmino fue el verdugo en la victoria del Liverpool sobre Flamengo en el Mundial de Clubes

Este sábado se disputó la gran final del Mundial de Clubes en Doha, Catar. Liverpool -campeón de la Champions League– venía de derrotar en los últimos minutos a Monterrey; mientras que Flamengo -campeón de Copa Libertadores- llegó a la final tras remontar al Al-Hilal.

El compromiso fue muy reñido durante los 90 minutos. Los brasileños en el primer tiempo dominaron el partido en cuanto a opciones y manejo de balón. El segundo tiempo estuvo más para los ingleses, que se acercaron con más peligro.

Finalmente los arcos estuvieron cerrados para ambas delanteras. Las actuaciones de Alisson Becker y Diego Alves impidieron el grito de gol. Siendo así y con una jugada polémica sobre el final donde intervino el VAR para revertir un supuesto penal sobre Sadio Mané, terminó el juego y se fueron a la prórroga.

Los europeos estaban más completos y eso era notable. A los 99 minutos Roberto Firmino

marcó el único gol tras una asistencia de Sadio Mané que lo dejó mano a mano. El delantero brasileño condenó al Flamengo, que no pudo darlo vuelta.

Des esta manera, el equipo dirigido por Jürgen Klopp consiguió su primer título intercontinental. A pesar de que ya habían levantado la Champions League 5 veces en el pasado, el equipo cuenta con dos subcampeonatos en la Copa Intercontinental y un subcampeonato en el Mundial de Clubes de 2005.

Flamengo por su parte solamente cuenta con una Copa Intercontinental que le ganó precisamente al Liverpool en 1981, después de ganar su primera Copa Libertadores.

Con trifulca en las tribunas terminó la pelea de Daniel Jacobs contra Julio César Chávez Jr.

Previous ArticleNext Article