El Madrid tiene siete días para solucionar todos los frentes abiertos del mercado de fichajes

El Real Madrid vive en una constante cuenta regresiva. Aunque no quiera dar esa impresión en la directiva de puertas para afuera, la realidad es que a falta de una semana para que finalice el mercado de fichajes, el club tiene muchas operaciones pendientes en todas las líneas del campo.

Julen Lopetegui sigue con su trabajo de construir el nuevo Madrid, pero el técnico vasco no tiene ni mucho menos la plantilla completa ni sabe con certeza con qué jugadores contará y con quiénes no. En las cuatro líneas del campo habrá cambios en la plantilla o debería de haberlos según lo que se ha deslizado desde el club a lo largo del verano.

Comenzando por la portería, donde Thibaut Courtois ha llegado como el, de momento, gran fichaje de este mercado pero todavía sin debut. El meta belga no se ha puesto los guantes en un partido y Keylor Navas le ha ganado la partida en este inicio de temporada. Pero dejando de lado los dos arqueros que seguirán con total seguridad, hay otros tres hombres y dos pueden salir. Kiko Casilla era la marcha, en principio, más asequible, pero su alta ficha está complicando que los equipos que consultan por él puedan hacerse con sus derechos. Si que son más accesibles Lunin y Luca, a los que se les ha vinculado con mucha fuerza a Leganés y Elche. Si ambos salen, Casilla será el tercer meta, sino el que permanezca tendrá esa posición o la titularidad del Castilla.

En la defensa ha llegado Odriozola, otro que no ha podido debutar oficialmente pero por problemas físicos, pero el club no descarta más incorporaciones. Sobre todo si Jesús Vallejo se marcha cedido, algo que ha pedido Lopetegui que ve en el aragonés mucho futuro y no le quiere parado en el Madrid como ocurrió la temporada pasada. Si sale Vallejo el Madrid centrará sus últimos días en la búsqueda de una oportunidad del mercado o confiará en el canterano Javi Sánchez. Caso aparte está lo sucedido con Coentrao, que deberá buscar equipo en esta semana.

El centro del campo tampoco se escapa de las operaciones finales. Con la marcha de Kovacic, Lopetegui pidió abiertamente un refuerzo, pero a día de hoy éste no ha llegado. Ante la complejidad del mercado el club valora dar ficha de primer equipo a Fede Valverde, aunque al uruguayo no le faltan ‘novias’ donde irse cedido. Tampoco a Llorente, quien no parece encajar en la plantilla y tiene muchas papeletas de buscar minutos en otro equipo. Si alguno de los dos sale, la directiva sondeará un refuerzo.

Por último aparece la delantera, la línea en la que de llegar un fichaje cerraría las constantes peticiones de la afición blanca. Con la marcha de Cristiano Ronaldo todo hacía indicar que Florentino Pérez tenía un as en la manga, pero los días pasaron y el club desmintió todos los rumores por los altos precios que se pedían. Es la posición donde es menos factible que haya movimientos, todo sea que se confirme la cesión de De Tomás al Rayo Vallecano. Si llegase un fichaje, Borja Mayoral podría buscar un equipo y además Vinícius confirmaría su ‘baja’ al Castilla. La perla brasileña estará, de momento, a caballo entre el filial y el primer equipo hasta que Lopetegui dicte nueva orden.

Siete días para que se cierre el mercado de fichajes y el Madrid deberá ser el gran agitador de esta semana. Eso sí, en lo que a salidas se refiere, en cuanto a los fichajes, toda llegada será una sorpresa y vendrá de una oportunidad que deje el mercado que más se le ha complicado a Florentino Pérez.