Deportes

El Madrid gana con apuros a Valencia con otro buen papel de James

Publicidad

El Real Madrid tendrá que corregir el vértigo al que se ha acostumbrado en su partidos si quiere llevarse este campeonato. Los blancos no dominan los encuentros desde hace semanas y tienen que acudir a la épica para solucionarlos. Contra el Valencia sucedió un nuevo capítulo. Solo con el gol de Parejo a falta de ocho minutos despertaron. Apareció Marcelo para resolver la papeleta. Pudieron perfectamente haberlo matado antes, pero este Real parece sentirse a gusto en la precipitación.

 

 

Salió nuevamente James de titular. En una clara señal de que Isco será inicialista en el crucial encuentro de Champions del martes contra el Atlético. Así ha tomado su decisión salomónica el técnico galo para sustituir a Bale. El ’10’ colombiano para el campeonato local, el malagueño para Europa. James no defraudó, mostró nuevamente un buen nivel por tercer partido consecutivo. En este no anotó ni asistió, pero fue el más activo del equipo en los 65 minutos que estuvo sobre el campo.

 

 

El Madrid exhibió un nivel muy lejano al de Coruña de esta misma semana. Regresó el plan A, con la inclusión de James, y se perdió la frescura que mostró la segunda fila el miércoles. Con menos alegría, hicieron méritos suficientes para llevarse el partido. Ronaldo puso por delante a los merengues en la primera mitad. Los de Zidane pudieron ampliar la ventaja, pero este Madrid está en su salsa cuando vive al filo del precipicio. 

 

 

Publicidad

Los merengues buscaban a James constantemente, el más enchufado. De su mente salían las mejores jugadas, pero los blancos no terminaban de concretar. Lo tuvo en sus pies Ronaldo con un penalti un tanto riguroso de Parejo sobre Modric. El portugués se estrelló contra el parapenaltis de la Liga, que volvió a detenerle un lanzamiento desde los once metros. Tercero en cuatro penales lanzados por el luso a la portería del brasileño.

 

 

El Madrid no cerraba el encuentro y daba aires a las aspiraciones de los valencianistas. Se arrepintieron de ello en el 82′. Parejo colocó una tiro libre exquisito en la escuadra de Navas. Vuelta al empate y con ocho minutos por delante de juego frenético. Ahí es donde el Madrid conecta todos sus sistemas de juego. Donde se encuentra, donde se mueve como pez en el agua. En la locura volvió a rescatar tres puntos gracias al tanto de Marcelo, el mejor lateral del mundo en estos momentos de lejos.

 

 

Con su tanto, los blancos respiraron y celebraron la victoria como si de una final se tratase. Lógico. En lo que le queda de aquí a final de campaña tendrán que vivir con sufirmiento en el campo y con otro ojo en el desempeño del Barcelona.  

Previous ArticleNext Article