Deportes

El desmantelamiento de Atletico Nacional

Publicidad

 

Los verdolagas tendrán que volver a enfrentarse a un operación de renovación intensa con la más que probable salida de varias de sus estrellas. Aún no han recibido ofertas, pero se espera que en los próximos días el fax de sus oficinas eche humo con el interés de conjuntos de todo el mundo que quieren llevarse a las figuras de un equipo que ha hecho historia en 2016.

Después del mejor año de su historia, Nacional se prepara para unos meses movidos en el tema de entradas y salidas. Los verdolagas, a pesar de los fracasos del último mes, se han consagrado como el mejor equipo de Sudamérica en este año que acaba. Los equipos rivales lo saben y vendrán en este mercado con dinero para apostar fuerte por llevarse a sus figuras.

 

La plantilla se ha ido de vacaciones, pero los despachos del verde echarán humo en los próximos días. A la espera de la confirmación oficial de la continuidad de Rueda, los planes del verdolaga son un incógnita. El técnico dudaba si hacer un parón en el siguiente semestre para operarse de unos problemas en la cadera que lo molestan desde hace tiempo, pero según apuntaban ayer desde Medellín parece ser que seguirá en el club otro año más.

 

De continuar, a Rueda le tocará hacer una reestructuración casi al completo del equipo. Varios de los actuales líderes tienen muchas posibilidades de salir en este periodo de fichajes. “Este es un equipo que está en continua renovación y más cuando se ha ganado”, reconocía Rueda desde el mundial de Clubes vaticinando el proceso que sufrirá el club verdolaga.

 

Entre los nombres que suenan para poner rumbo a otro destino destacan sus dos figuras, Armani y Borja. El arquero ya estuvo cerca después de conquistar la Libertadores de recalar en el fútbol argentino, pero finalmente la falta de entendimiento con River hizo que continuara en Medellín. En los últimos días tomó fuerza de nuevo el rumor de su salida con las palabras de su representante, que reconocía que el jugador le había pedido que escuchara ofertas. Pero ayer el jugador sorprendió contradiciendo esta noticia y confirmando que está muy contento en Nacional: “Si no hay ofertas, no puedo ir a ningún lado. Hay rumores, pero mi cabeza está puesta en Nacional. Es como a mitad de año cuando arrancó lo de River. No me preocupo, estoy cómodo en el club, me brindan todo y mientras esté acá, quiero seguir cosechando triunfos”. Uno de esos rumores que más sonó en los últimos días hablaba de un firme interés de Boca Juniors para llevárselo.

Publicidad

 

En cuanto al delantero, sí que está mas seguro su futuro. Ya desde hace meses se daba por hecho su salida después del Mundial de Clubes. Los millones de su venta harán caja en las arcas de Nacional, que no tiene capacidad de retener a su estrella. Pretendientes no le faltan. El mismo Borja se dejó querer por Cruz Azul, al que reconoce que “no sabía de pronto que tenía la opción, pero si se da seguro que no lo dudaría”. Borja tendrá un abánico de posibilidades, durante estos últimos meses también entraron en este grupo de pretendientes clubes como Atlético de Madrid, o de Italia, incluso se habla que el fútbol chino estaría preparando una oferta mareante por el delantero cordobés.

 

Nacional muy probablemente tendrá que verse obligado a renovar por completo su frente de ataque. En Brasil no le quitan ojo a tres jugadores: Berrío, Ibargüen y Guerra. La prensa ha hablado en estos meses de éxito verdolaga de un interés fuerte del Santos por hacer una oferta masiva y llevarse a los tres jugadores de una tacada.

 

Tampoco podrán hacer mucho por retener a dos capos del vestuario, Bocanegra y Macnelly Torres. El primero ha coqueteado intensamente en los últimos meses con el Pachuca de México y el segundo ha hecho lo mismo con el Colo Colo de Chile en el que ya jugó entre los años 2008 y 2010.

 

Difícil labor tendrá Rueda si decide seguir. Nacional luchará el semestre que viene de nuevo por la Libertadores y tendrá que dejar el listón de campeón por lo alto buscando refuerzos en el mercado que hagan menos trágicas estas salidas. Una circunstancia a la que ya se han acostumbrado en los últimos, con constantes traspasos para hacer caja y un ojo excelente para encontrar las nuevas estrellas en el mercado.   

Previous ArticleNext Article