Deportes

El Bayern de Múnich no comprará a James Rodríguez

El pasado fin de semana Uli Hoeness, presidente del Bayern de Múnich, comunicó tras la derrota ante el Borussia Dortmund que en verano llegaría un cambio generacional en el vestuario. Una forma con la que el gigante alemán pretende volver a dominar su país y Europa tras el bajón que ha pegado esta temporada. Por ello, la prensa del país ya especula quiénes podrían ser los sacrificados, una terna en la que para casi todos entra James Rodríguez.

Un año y medio después de su cesión al Bayern, James cada vez tiene más claro qué espera de su futuro. La mala relación con Niko Kovac, la situación actual del conjunto bávaro y la decisión de la directiva de hacer un cambio radical en la plantilla, han provocado que el Bayern, según el diario Kicker, decida no pagar la cláusula de compra por el colombiano que tenía para junio de 2019.

Pese a su gran primera temporada a las órdenes primero de Ancelotti y luego de Jupp Heynckes, James no encuentra su sitio esta campaña con Kovac con quien ya ha tenido varias polémicas. “Esto no es Frankfurt”, dijo el colombiano según Bild en octubre tras una derrota del Bayern, en referencia al anterior club de su técnico. Unas palabras que se han sumado a varias faltas de disciplina que habrían agotado la paciencia de la directiva, muy partidaria de Kovac.

De esta manera el centrocampista regresaría al Real Madrid a final de temporada donde todos los frentes abiertos que tuvo en su día se han disipado. Zidane ya es historia blanca, James lucharía por ganarse la confianza de Solari, la directiva cuenta con él por lo que le renovó hasta 2021 y el vestuario anda necesitado de sabia nueva, pero los pesos pesados le conocen de sobra por lo que su readaptación sería sencilla, además de ser uno de los favoritos en su etapa de la afición que ya le ovacionó cuando jugó como rival en Champions.

El Bayern quiere renovación, el Madrid le abriría las puertas en su regreso y el jugador quiere salir de Múnich. Todas las piezas encajan, pero la decisión final de pagar o no la cláusula de 42 millones solo compete al conjunto muniqués. La prensa alemana se inclina a que desde la directiva germana ya han decidido, falta por ver qué ocurrirá en junio con el futuro de James.

Publicidad
Previous ArticleNext Article