Deportes

El Barcelona se hizo cargo del Inter sin Messi en la cancha

Publicidad

El objetivo de octavos está mucho más cerca para el Barcelona gracias a un Rafinha que hizo de Lionel Messi en la primera mitad y a Jordi Alba que sigue de dulce. Los culés vencieron por 2-0 a un Inter que se quedó muy atrás en la primera parte y poco pudo hacer en la recta final. Los tres puntos, junto al empate entre PSV y Tottenham dejan a los culés a una victoria de la siguiente ronda, que ya miran hacia el Clásico del próximo domingo.

 Luis Suárez se intercambió papeles con Rafinha y su centro medido desde la derecha encontró al brasileño para que enviara el balón al fondo de la red. El sustituto de Messi cumpliendo como lo haría el argentino para empezar a desequilibrar el duelo y atar el pase a octavos.

Tras el tanto, el Barcelona siguió dueño del esférico con un Inter cada vez más metido atrás para desesperación de un Luciano Spalletti que mandó a varios de los suyos a calentar.

Publicidad

Así se llegó al descanso, con una falta previa de Coutinho que cerca estuvo de acabar en gol si el rechace de la barrera hubiese ido unos centímetros más desviado. Llegaba así el encuentro a una recta final que el Barça supo controlar y, con un gol de Jordi Alba tras otra buena jugada en ataque, para amarrar los tres puntos.

Esta victoria deja a los azulgranas a las puertas de octavos de final y además le acerca al liderato de grupo a expensas del segundo encuentro ante los italianos. El Barcelona, sin Messi, de momento pone la directa antes de un Clásico que se espera decisivo y puede marcar la temporada.

Fuente: ecodiario.eleconomista.es

Publicidad
Previous ArticleNext Article