Deportes, Deportes

Bayern Múnich fue humillado en casa con James de titular

Publicidad

Cuando la crisis estaba en su punto más crítico y muchos rumores de ruptura en el camerino, el Bayern Múnich quería recuperar la confianza con su gente ante el Borussia Mönchengladbach, que venía de un empate con el Wolfsburgo.

La sorpresa llegó temprano en una jugada donde  el delantero Alassane Pléa le puso el balón a Manuel Neuer en el palo más lejano imposibilitando su llegada al remate y a los 10 minutos el visitante ya iba arriba 1-0.

El segundo tanto no tardó mucho en llegar. A los 16 minutos el alemán Lars Stindl aventajaba a su equipo 0-2 y el equipo dirigido por Niko Kovac se veía con una confusión notable, en el medio campo no lograban hilvanar jugadas claras y así se fueron al descanso.

Publicidad

Para la segunda parte el croata Kovac fue arriesgado y puso de entrada dos cambios metiendo a Serge Gnabry y a Frank Ribery en lugar de Thomas Mûller y Arjen Robben respectivamente.

No obstante, el arco para los locales estaba cerrado e incluso les anularon un gol. Quien logró llevar un poco los hilos del partido fue el portugués Renato Sanches, pero no fue suficiente para acercar al Múnich en el marcador.

Ya en el ocaso del compromiso Patrick Herrmann marcó el 0-3 que sentenció el juego y pone al Bayern en una posición complicada completando 4 partidos sin ganar y relegado en la quinta posición con 13 puntos. El líder sigue siendo el Borussia Dortmund que en un partido atípico venció 4-3 al Augsburgo. James Rodríguez fue titular en todo el partido.

Previous ArticleNext Article