Barça salvó empate en un partido flojo ante Athletic Bilbao

Barcelona reaccionó los últimos 15 minutos de su visita a San Mamés para sacar al menos un empate 1-1 en la segunda jornada de LaLiga, un gran partido del Athletic Club, aunque perdonó mucho, hasta que le faltó la gasolina al final.

Con 10.000 aficionados en las gradas, los del Bilbao fueron peligrosos en cada jugada, con una presión incansable que acabó con el gol en el minuto 50 de Iñigo Martínez. En el enésimo córner, el central ganó a todos en la carrera y el salto e hizo justicia en el marcador.

El mejor para los de Ronald Koeman fue Frenkie de Jong. El neerlandés apareció finalmente en el centro del campo, donde Pedri pide descanso a gritos, y también se sumó al ataque. Un balón al larguero fue el aviso y poco después llegó el fusil de Memphis.

El Barça pasó a recuperar balones, devolvió la presión aunque tarde, y el ariete logró el 1-1 en el minuto 75. El ex del Lyon sin embargo tuvo también el gol de la victoria en dos ocasiones más, una de cabeza que no remató y otra más fácil que la que marcó.

Casi se sale con la suya el Barça, después del despliegue local, con un tremendo disparo al larguero de Sancet y muchas acciones con peligro de Iñaki Williams. Eric Garcia sufrió mucho y terminó expulsado en la última jugada del partido, ante Williams Jr.

El Barça no tuvo el control, no tuvo el balón, y corrió tras las camisetas rojiblancas también en el segundo tiempo. A los 20 segundos de la reanudación, Araujo sacó un gol bajo palos. Demir y Sergi Roberto fue la reacción de Koeman, pero fue De Jong y el cañón de Memphis lo que cambió algo la cara a un Barça que flojeó.

Le puede interesar: Así fue el gol de Luis Fernando Muriel en Atalanta vs Torino