Alemania encontró el milagro en la diestra de Toni Kroos

Rusia 2018 está declarado como el Mundial de las sorpresas a pesar de que hasta el momento va en la fase de grupos. El pronóstico hoy pudo haberse afectado, pues Suecia estaba dejando en la agonía a Alemania, pero apareció Toni Kroos para poner todo en orden.

Los primeros 10 minutos de Alemania fueron mortíferos en el frente de ataque. Los dirigidos por Joachim Lôw tuvieron intensidad y los suecos le apostaron al contraataque. En una jugada letal, Suecia pudo irse arriba en el marcador. Pues Marcus Berg quedó mano a mano y el juez ignoró una falta clara sobre él de Jerome Boateng dentro del área. El VAR tampoco se usó en esta acción.

Pero eso no desconcentró a los escandinavos, al minuto 32 Ola Toivonen marcó el primer gol del compromiso tras un error en salida de Toni Kroos y la zozobra se tomó a los hinchas alemanes.

El primer tiempo terminó con Alemania diezmada y Suecia mucho mejor. Para la segunda mitad ingresó Mario Gómez por Julian Draxler y los ‘teutones’ salieron con toda por el empate.

A los tres minutos Marco Reus fue el encargado de igualar y se vino toda la maquinaria alemana sobre los suecos. El panorama se iba a ver afectado por la expulsión de Boateng por doble amarilla. Ya el ánimo en los jugadores alemanes se veía de puro desespero, Julian Brandt estrelló un balón en el palo. Hasta que se pitó lo que sería la última acción, un tiro libre recostado sobre el sector izquierdo.

Ya quedaba decretado que luego de esa jugada el juez pitaría el final y Alemania tendría iba a depender de una victoria de México en el último partido. El iluminado fue Toni Kroos, la jugó en corto y en segunda instancia la clavó en el ángulo, dándole un respiro a Alemania y obligando a Suecia a jugarse la vida en el último juego contra México.