Actualidad

Y lo seguirán ayudando

Por Gregorio Peñaloza

Robaron a Croacia, eso es claro. Basta ver la repetición de la jugada desde todos los ángulos y es concluyente que el delantero Fred se dejó caer y logró impresionar al árbitro japonés Yuichi Nishimura, que sin mostrar ni medio atisbo de duda, señaló el punto penal para dar el primer gran regalo a los organizadores del mundial 2014. 

Nunca he dudado que el scratch será uno de los dos equipos protagonistas de la final. Brasil organizó este torneo para ganarlo y eso incluirá favores, regalos e injusticias a lo largo del próximo mes. Los croatas hicieron ver vulnerable al gran favorito, desnudaron sus problemas defensivos y al iniciar ganando el juego inaugural, develaron que los pentacampeones no son invencibles.

Todos esperábamos un aluvión de goles de los brasileños y se argumentaba que la localía le permitiría pasar por encima de su rival de turno, sin embargo, los europeos diseñaron un planteamiento que opacó la gran fiesta que se organizó en torno a la verdeamarela y hasta se dieron el lujo de asustar a los hinchas locales abriendo el marcador.

Brasil tendrá que mejorar muchísimo. Ganó 3 – 1, y aunque la cantidad marcada puede ser tomada como muestra de contundencia y amplitud, hay que decir que fue el obsequio del juez asiático lo que le permitió desenredar las cosas para sacar adelante su primer reto mundialista. Neymar y Oscar aprovecharon la ayudita y marcando el segundo y el tercero, salieron como las figuras del partido.   

Injusto con Croacia que merecía el empate, pero cuando se enfrenta al poderoso dueño de la casa, la balanza suele inclinarse en contra, hoy no solo enfrentaban a otros once jugadores. Bueno sería saber, qué piensa ahora el técnico Luiz Felipe Scolari, quien previo al partido no disimuló su disgusto por la asignación del colegiado Nishimura para que dirigiera el debut de su equipo. (por lo menos una nota de disculpas merecería el buen Yuichi).

En un grupo donde la mayoría da como favoritos a Brasil y México; Croacia demostró que no es descartable para seguir avanzando. La derrota estaba en los planes teniendo en cuenta el rival, los dirigidos por Niko Kovac tendrán que remar más fuerte, afinar la puntería y salir a avasallar en su próximo partido. En  una serie tan corta un triunfo es oro puro, para ellos de aquí en adelante será vencer o morir, Camerún y México los esperan.

Mal sabor de boca deja este primer partido de mundial porque queda planteada una lucha desigual por el título. Para Brasil, el hecho de ser local seguirá pesando, hoy quedó demostrado que para sacarlo de carrera no solo bastará ser mejor. El país, la FIFA y los árbitros tienen prohibido permitir un segundo maracanazo.     

Previous ArticleNext Article