El elogio de las navidades paisas

París es considerada la Ciudad Luz, en diciembre luce bella y radiante, especialmente en la portentosa, bellísima y amplísima avenida de los Campos Elíseos, pero siendo la ciudad más bella, encantadora y elegante del mundo, no luce tan radiante y alegre como las calles y casas de las ciudades, pueblos, aldeas, fincas y parajes rurales de esta preciosa tierra paisa.  No creo que sea de mi parte una exageración o una hipérbole lo que predico y digo de las fiestas navideñas de mi pueblo.  

Leer más

Navidad, regocijo de los infantes

En la última noche de noviembre el pueblo paisa ha tomado la costumbre de celebrar alegremente la llegada de la navidad.  En este 2016, con ocasión de la tragedia del desastre del avión que conducía el equipo brasilero Chapecoense, la quema de pólvora y la manifestación de alegría de miles de personas que le dan la bienvenida al mes más alegre, parrandero y bullanguero del año, estuvo menguada y por respeto a los dolientes del absurdo accidente no fue igual al de los años anteriores.

 

Leer más

Otros rivales de la felicidad

Son muchos los factores y elementos que atentan contra el bienestar personal del ser humano. Quizá no sean todos referenciados en estos pequeños ensayos acerca de la felicidad y sus enemigos y menguadores de lo que es la máxima aspiración de hombres y mujeres. Muchos de los aquí mencionados son social y culturalmente aceptados y hasta tenidos como ideales en nuestras vidas.  Algunos de ellos por obvios no merecen mayores comentarios: una mala salud, cuya máxima expresión es el dolor; una extrema fealdad y agobiante pobreza, no pueden jamás compaginar como una buena vida.

 

Leer más

 

La bimelinaria práctica de la prostitución, atribuida exclusivamente en razón del también milenario machismo al género femenino, solamente ha sido socialmente reprochada y tachada de innoble e indecente para las mujeres que la han practicado.  Nadie o al menos pocos hablan a cerca de otras formas de prostitución que existen y cuyas actividades que dan lugar a ella gozan de una hipócrita aceptación, reconocimiento, cuando no de una exaltación desbordante, escondida en un éxito personal y empresarial aparentemente conducente a la felicidad de quien lo alcanza o lo ostenta.

Leer más

El machismo patriarcal, enemigo de la paz doméstica

Las mujeres que sueñan con llegar al altar vestidas de novias y poner en el matrimonio su más anhelada esperanza de felicidad, que es el bien supremo al que aspira la  humanidad como lo confirma Aristóteles en su máxima obra moral a Nicómaco, empiezan a percibir que, pasada la supuesta y romántica luna de miel, la rutina y cotidianidad se encargan de ir marchitando la alegría hogareña y la dicha conyugal, pues como lo han advertido ilustres hombres de letras, para la mayoría de los hombres, la poesía acaba con el matrimonio, como el interés del cazador se desvanece al cobrar la presa.   

Leer más

Acuerdo perverso matrimonial

Como enemigo supremo del bienestar personal que nos impide tener una vida matizada de momentos felices, ha situado el autor de estas líneas el contrato matrimonial convencional, clásico y religioso, ya que el regido por la ley civil conserva al menos la cláusula de solubilidad de lo pactado de común acuerdo por los contrayentes.

 

Leer más

Un enemigo de la felicidad: el matrimonio convencional o clásico

Qué más quisiéramos nosotros, las criaturas humanas, débiles y frágiles que somos, que el estado de ánimo sereno y tranquilo, semejante a la felicidad fuera más estable y duradero, pero ya lo he dicho y ello no admite discusión alguna:  la felicidad tiene enemigos directos o indirectos, abiertos o encubiertos, incluso conscientes e inconscientes y de allí la importancia del estudio análisis de las causas que a menudo nos llevan a la tristeza, la amargura, el tedio u otro elemento perturbador de la dicha y la felicidad humanas.  

Leer más

Prenavidad feliz

Ha llegado el penúltimo mes del año y con él la alegría: felicidad anterior a la navidad. Probablemente no exista una época del año en la que reflexionemos y propendamos por obtener este bello don humano que es la aspiración a la tranquilidad del alma, a la beatitud, a la alegría, a la felicidad, como la navideña, que por estas tierras antioqueñas se vislumbra desde el mes noveno, dado que una popular y fiestera emisora paisa pregonara que desde septiembre se siente que viene diciembre.

Leer más

El viajero y el turista

Para quien no lo tenga claro, debo explicar que existe una esencial diferencia entre viajar y hacer las veces de turista:   el primero lo hace por curiosidad, por cultura, por descanso, por aprender nuevos idiomas, tratar gentes, conocer lugares, etc.; éste por aburrimiento, esnobismo, por competición, porque está de moda un lugar, pero casi  nunca por las verdaderas razones que impulsan al ser humano, como a cientos de miles, a migrar a tierra distintas.

 

Leer más

La pérdida intelectual y espiritual en América

Unido este tema con el anterior, en el que exaltaba este columnista la vida pública y social de los europeos como fuente de inspiración intelectual y espiritual derivada de los cafés, restaurantes, calles y plazas que dan un sabor distinto a la vida cotidiana, gris y monótona de los habitantes de las tierras tropicales, evoco con cierta nostalgia la cada vez escasa vida cultural y cotidiana de cafés y lugares afines, dedicados al sano esparcimiento del espíritu y al ejercicio sano y catársico de la tertulia y la conversación como fuentes de una vida alegre, colectiva y solidaria.

Leer más