Vicepresidenta y alcaldesa de Bogotá destraban proyectos estratégicos de infraestructura

Bogotá se reactiva con maquinaria amarilla! La Vicepresidente Marta Lucía Ramírez, la alcaldesa Claudia López y el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, destrabaron obras estratégicas para mejorar la movilidad y la competitividad de la ciudad y la región. Al término de una reunión –este lunes- anunciaron que se priorizará el Regiotram del norte, para el transporte de pasajeros entre Zipaquirá y la capital del país; y se dará vía libre a obras estancadas como la ALO y accesos norte 2.
De esta manera –puntualizó la Vicepresidente– se impulsará la repotenciación económica de la capital del país, jalonadora por excelencia de la economía nacional. “Aquí estamos dándole toda la celeridad a los proyectos de infraestructura Bogotá-Región, que es una solicitud que el Presidente Iván Duque nos ha hecho a todos: darles absoluta prioridad a los proyectos de la capital, porque el crecimiento de Bogotá tiene un gran impacto sobre el crecimiento económico nacional; porque el empleo de los bogotanos es prioritario para nuestro Gobierno y porque hemos tenido un rezago reciente, que debemos corregir”, señaló.
Por su parte, la alcaldesa Claudia López resaltó que “es la primera vez en la historia que, al fin, se utilizan los recursos que pagamos los bogotanos para hacer vías dentro de Bogotá, no solo por fuera de la ciudad, y esto un acto de justicia con los bogotanos, con nuestra ciudad y con nuestra región, ya que somos el corazón de la reactivación de Colombia. Todos estos proyectos generarán miles de empleos en el corto, mediano y largo plazo, que es lo que necesita nuestra ciudad y nuestro país”.
En referencia al corredor férreo del norte de Bogotá, el Gobierno Nacional hará entrega al Distrito y al departamento, del tramo requerido para el proyecto de tren de pasajeros, que hace parte del corredor Bogotá-Belencito, inicialmente contemplado para carga.
Se acordó, entonces, continuar con los estudios y diseños a nivel de factibilidad, y así avanzar en una eventual cofinanciación por parte de la Nación, previo cumplimiento de requisitos de este proyecto, que viene siendo estructurado a través de convenio suscrito entre FINDETER, el Departamento de Cundinamarca, la Empresa Férrea Regional SAS y el Distrito Capital, desde el año 2019, y del cual se espera tener resultados definitivos en el presente año.
Este proyecto del tren de pasajeros, que usará el corredor férreo de la Nación, también estará integrado al Sistema de Integrado de Transporte Público de Bogotá, e incluirá la construcción de una gran Infraestructura Logística Especializada para el manejo de la carga, al norte de La Caro, solución que permitirá optimizar y maximizar el uso de la infraestructura actual. Este componente de carga estará a cargo de la gobernación de Cundinamarca o el Distrito, dado que la Nación, por ley, no tiene la competencia para financiar este tipo de proyectos.
Así mismo, en concordancia con la Política Nacional de Movilidad Urbana y Regional (Documento Conpes 3991 de 2020), la Política Nacional Logística (Documento Conpes 3982 de 2020), el Plan Maestro Férreo y la visión de transporte de la Región Metropolitana, se consolidará en los próximos meses un documento CONPES que está en construcción, bajo el liderazgo y coordinación del Departamento Nacional de Planeación.
Esta nueva política de movilidad Bogotá-Región recogerá –basada en los cambios en los patrones de viaje y crecimiento urbano de la región– los lineamientos de política pública para adaptar la oferta de transporte de pasajeros a las necesidades actuales y futuras de sus habitantes, así como mejorar su calidad de vida.
“Ningún gobierno había invertido tanto en cada departamento como lo estamos haciendo nosotros; desafortunadamente, Bogotá era siempre la cenicienta, pero eso está cambiando: este es un gobierno que no sólo le ha dado recursos al Metro de la ciudad, por un 70%, sino que está impulsando toda esta visión de largo plazo. Infraestructura para nosotros es mejor calidad de vida, mayor movilidad y más empleo para los bogotanos”, sostuvo la Vicepresidente.
La alta funcionaria también invitó a la alcaldesa Claudia López a trabajar unidas por la población informal de la ciudad, visión social que quedará contemplada en el CONPES. “Vamos a lograr también que haya un desarrollo comercial, que se asigne fundamentalmente a la población informal, que queremos que migre a la formalidad. Aquí hay un gran compromiso del Gobierno por generar condiciones para que la población informal tenga acceso a capacitación, formación, financiación y que podamos apoyarlos con proyectos productivos, generando asociatividad”.

¡Más buenas nuevas en infraestructura!

Las mesas técnicas entre Gobierno Nacional, Distrito y región, dejan buenas nuevas en otros proyectos. También se anunció que, esta semana, se abrirá la licitación para la Avenida Longitudinal de Occidente –ALO– sur, por parte de la ANI.
Este proyecto fue evaluado y gestionado entre la Agencia Nacional de Infraestructura y la Alcaldía Mayor de Bogotá, a través del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), y buscará conectar la Calle 13 desde Fontibón hasta la intersección Chusacá, mediante la construcción y mejoramiento de cerca de 24 kilómetros de doble calzada y una alameda de 153 mil metros cuadrados.
También incluye una moderna red de ciclorrutas de más de 10 kilómetros, que pretende promover la calidad del aire mediante el uso de la bicicleta y como respuesta al alto flujo de este tipo de transporte que se moviliza por este lugar.
“Hemos finalizado la etapa de aprobaciones requeridas de conformidad con la Ley 1508 de 2012 y sus decretos reglamentarios en las distintas instancias del orden nacional. Por lo tanto, en este momento se está culminando la etapa de aprobación de viabilidad de factibilidad a cargo de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), la cual debe ser posteriormente aceptada por el originador, para luego dar inicio al proceso de selección de la iniciativa privada”, señaló Manuel Felipe Gutiérrez, presidente de la ANI.
De igual forma, a finales de este mes, se abrirá licitación para el proyecto accesos norte 2, que incluye intersecciones, andenes, puentes peatonales y ciclorrutas, con una longitud de 5,8 kilómetros para el corredor de la Autopista Norte, y 4,9 km para la carrera Séptima. La inversión alcanza los $1,32 billones, con una proyección de 35.800 empleos directos, indirectos e inducidos.
Ambas obras serán claves para descongestionar los ingresos y salidas de Bogotá, y facilitar así, la movilidad, tanto de pasajeros, como de carga. En conjunto, generarán 57 mil empleos.
Desde el pasado 9 de febrero, la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez invitó a la alcaldesa Claudia López y el Gobernador Nicolás García, a una ronda de mesas técnicas para sacar adelante los proyectos de infraestructura Bogotá-Región y destrabar procesos, con miras a contribuir a la reactivación económica y a la generación de empleo.