TransMilenio por la Av. 68 divide a los Verdes en Bogotá

transmilenio_0

Tras el anuncio de la alcaldesa de Bogotá Claudia López, confirmando la construcción de la troncal para que circule el TransMilenio por la Avenida 68, las divisiones políticas no se hicieron esperar, la más visible, la que existe al interior de la bancada de la Alianza Verde en el Concejo, partido de la mandataria local.

En la defensa del proyecto está la concejal Lucía Bastidas, quien considera que ejecutar la obra es un tema de responsabilidad de la alcaldesa, “esta va a conectar siete estaciones y va a servir para que miles de buses salgan de circulación y garantice la rápida movilidad a los ciudadanos que a diario transitan por esta vía”.

La cabildante considera que el TransMilenio por la Avenida Boyacá también se necesita, pero que a diferencia de esta, el proyecto por la Av. 68 y la Av. Ciudad de Cali, forman parte de la alimentación de la primera línea del metro, y si ya se tienen estudios, diseños y  presupuestos, lo que hay que hacer según Bastidas, es avanzar, “no podemos meternos en peleas políticas de candidatos a la presidencia de la alcaldía que están ocultos y que dicen No a todo lo que sea infraestructura social que beneficie a los bogotanos”.

Anuncios

En el otro lado está el concejal Diego Cancino, quien opina que este proyecto no se puede firmar a las carreras, porque debe discutirse y analizar bien la posibilidad de construir el puente de la 100 con 15 que hoy no está contemplando en el proyecto, porque según el cabildante, el trancón en este tramo de la ciudad se va triplicar.

Cancino considera además que se debe llegar a una concertación con las personas que tienen sus locales comerciales en esta vía y que según el cabildante, se podrían ver perjudicados mientras se ejecuta la construcción, “¿esto se puede hacer en 24 horas?, No, ¿se puede hacer en seis meses?, Si, y garantiza que se puede hacer bien”.

El concejal no considera la idea de instaurar demandas que podrían frenar la construcción de esta obra por la Av. 68.

En la orilla de quienes desde la Alianza Verde muestran cierto tipo de prevención a este proyecto esta la concejal María Fernanda Rojas quien presentará este miércoles ante la Procuraduría General de la Nación, las observaciones en materia presupuestal y operacional que ha venido denunciando, sobre el proyecto de Transmilenio por la Av. 68 que será adjudicado este próximo jueves 23 de enero.

Rojas aseguró que pese a que los órganos de control poseen toda la información del proyecto, se requiere un pronunciamiento oficial que permita salvaguardar los $3.2 billones de recursos públicos que costaría el proyecto.

Una de las observaciones que la cabildante ha señalado tiene que ver con el costo que según las diferentes licitaciones de obra e interventoría estaría alrededor de $3.2 billones. El Instituto de Desarrollo Urbano, IDU asegura que el costo real a 2019 es de $2.88 billones, pero ya que hay algunos pagos diferidos en el tiempo la cifra total que desembolsará el Distrito hasta 2031 sería de $3.2 billones.

“Entre el presupuesto de la obra llama la atención un rubro de $126 mil millones de pesos para mantenimiento por 5 años. la cifra es llamativa ya que se esperaría que una obra recién construida no debería generar costos de mantenimiento para el Distrito y en dado caso, esos costos debería asumirlos el constructor”, explicó la concejal.

Polo Democrático se inclina por la Avenida Boyacá

El Concejal del Polo Democrático Manuel Sarmiento opina que sería mejor pensar en la construcción de una troncal para el TransMilenio por la Avenida Boyacá basándose en el CONPES 3900, que señala que esta vía tiene una carga de 44 mil pasajeros hora/sentido, mientras que la Avenida 68 tendría 33 mil, lo que considera como una contradicción, porque está tendría mayor demanda.

“Estoy de acuerdo con lo planteado por Claudia López en la campaña y es que los recursos que se tenían destinados para la 68, no se destinen para esa troncal,  y que se utilicen para un verdadero sistema de movilidad, que podría ser la red férrea, ampliando además la línea de metro para Engativa”, manifestó.

Sarmiento no considera que las diferencias frente a la construcción de la troncal de TransMIlenio por la Av. 68 sea un inicio de rompimiento con la alcaldesa, “este es un debate beneficioso para la ciudad porque a pesar de ser bancada de Gobierno, debemos ser críticos con lo que no estamos de acuerdo. El Polo sigue respaldando su gestión, pero no significa que tenemos que estar de acuerdo con todo”

Colombia Humana insisten en tren ligero

Ana Teresa Bernal concejal de la Colombia Humana hace un llamado a la alcaldesa a no firmar el contrato para construir este proyecto y la invita a considerar la posibilidad de desempolvar los estudios realizados durante la alcaldía de Gustavo Petro que contemplaban un tren ligero por la Avenida 68.

“Habíamos hablado de que Bogotá necesita un sistema modal, ojalá en lo posible férreo, eléctrico y lo que se está haciendo es lo contrario”, sostuvo.

La cabildante considera que los recursos destinados para este proyecto se lo puede utilizar para construir un tren ligero que no contamina el medio ambiente.

Bernal deja claro que esto no es un tema de que a la oposición de izquierda en Bogotá no le guste el TransMIlenio, sino de escoger lo que ambientalmente le conviene a la ciudad, “Bogotá tiene ocho millones de habitantes y debemos pensar en hacerle frente al cambio climático. Si seguimos construyendo troncales para que circulen buses articulados, estamos condenando a la población en la capital a la indignidad que existe hoy en este transporte”.

Por ahora se espera que la alcaldesa firme el contrato del proyecto heredado de la segunda administración de Enrique Peñalosa, que daría vía libre a la construcción de la troncal del sistema TransMilenio por la Avenida 68.