Bogotá, Lo + Confidencial

Aumentó la percepción de inseguridad en Bogotá, pasó del 53% al 63%

Con información de nuestro aliado ElEconomsitaAmerica.com
Inseguridad-Pixabay
Publicidad

La Cámara de Comercio de Bogotá (CCB) presentó los resultados de la más reciente Encuesta de Percepción y Victimización de Bogotá (EPV) que corresponden al primer semestre de 2019.

La percepción de aumento de la inseguridad en la ciudad subió 10 puntos porcentuales con respecto al primer semestre de 2018, pasó del 53% al 63%, lo que se expresa en que seis de cada 10 ciudadanos de Bogotá consideran que la inseguridad aumentó en el primer semestre del año 2019.

Pese a que menos ciudadanos manifiestan haber sido testigos de un delito, la calle es el sitio del espacio público en el que los bogotanos se sienten más inseguros con un 36%, seguido por los puentes peatonales (17%), potreros (11%) y parques (10%).

Frente a la seguridad en los barrios, aumentó el porcentaje de personas que lo consideran seguro, pasó de 45% en el primer semestre de 2018 al 48% en el periodo actual.

En cuanto a la percepción en Transmilenio, el 45% de los encuestados afirman sentirse inseguros por razones asociadas a la operación y presencia de vendedores ambulantes en el sistema, y el 32% manifiesta sentirse inseguro por la ocurrencia de hurtos. Al igual que en Transmilenio, el Transporte Público (buses, busetas y microbuses) es percibido como inseguro por razones asociadas a la operación, como congestión y aglomeraciones, con 71%.

Según los encuestados, el delito considerado como el más grave sigue siendo el hurto a personas con un 58%. De cada mil ciudadanos, 117 fueron víctimas de hurto a personas. Las lesiones personales y el robo de bicicleta registraron un 6%, seguido por el hurto a vehículos con un 5% y la venta de drogas en un 4%.

El objeto más hurtado sigue siendo el celular, aunque se redujo en 5 puntos porcentuales (por primera vez en cuatro años), pasó del 40% al 35%; luego el dinero en efectivo, con el 22%; la billetera con el 17% y documentos con el 14%.

En cuanto a los lugares donde más sucedieron los hurtos, la calle tiene la mayor incidencia con un 54%, aumentó cuatro puntos porcentuales con respecto a lo registrado en el mismo periodo del año anterior. Le sigue el transporte público con 27%, indicador que aumentó 8 puntos porcentuales frente a la medición del primer semestre de 2018, cuando había sido de 19%. El arma blanca (54%) y el arma de fuego (19%) son los elementos identificados como los más utilizados por los agresores.

El indicador de denuncia se situó en 45%, presentando un aumento de seis puntos porcentuales frente al primer semestre de 2018 cuando se ubicó en 39%.

Dentro de las razones por las cuales los ciudadanos deciden no denunciar se encuentran la falta de confianza en las autoridades, pasó de un 20% en el primer semestre de 2018 al 25%, y un 25% dijo haber tomado esta decisión porque el trámite se “demora mucho tiempo”, el 19% lo atribuyó a lo complicado del mismo.

La victimización directa se redujo tres puntos porcentuales pasó de 18% a 15% entre el primer semestre de 2018 y el primer semestre de 2019. La victimización indirecta se redujo, del 29% al 20% en el periodo señalado.

Los ciudadanos consideran que el desempeño de la justicia es deficiente y califican criterios como el seguimiento y evaluación de condenas como malo con un 69%; al igual que la resocialización con un 66%; la congestión del sistema con un 69% y las decisiones de libertad como medidas de aseguramiento, detención domiciliaria, medida intramural y prisión domiciliaria, con un 65%.

En promedio, las personas acudieron 1,6 veces durante el primer semestre de 2019 a la policía y el 36% calificó como bueno el servicio, y uno de cada tres bogotanos ve todos los días

Publicidad
al policía del cuadrante. Sin embargo, el 75% de los ciudadanos no sabe a qué cuadrante pertenece.

En relación con los protocolos de atención al ciudadano, el 42% considera que reciben un saludo amable por parte de la policía, el 39% cree que la amabilidad en el trato es buena, el 36% asegura que tiene una buena disposición de ayudar, y el mismo porcentaje afirma que tiene un buen entendimiento de las necesidades de la población.

Con respecto a las situaciones de convivencia que más afectan a los bogotanos, las reuniones ruidosas de noche corresponden al 14% de los casos, seguido por arrojar basuras en sitios públicos con 12% y no recoger los deshechos de las mascotas, con un 11%.

Frente a la principal fuente de información de los bogotanos que les permite formarse una opinión sobre los temas de seguridad en la ciudad, el 63% lo hacen a partir de los contenidos emitidos por medios tradicionales (televisión, radio y periódico).

La Cámara de Comercio de Bogotá recomienda:

Mantener en el nuevo Plan Distrital de Desarrollo la medición de la percepción de seguridad en la ciudad y en el barrio a partir del indicador de la Encuesta de Percepción y Victimización de la Cámara de Comercio de Bogotá. Además, se debe mantener en indicador de denuncia y de servicio policial proporcionado por la Encuesta de la CCB.

La percepción de aumento de la inseguridad es mayor en el primer semestre de 2019 pero no necesariamente está relacionado con la victimización o con que los ciudadanos hayan sido testigos de un delito. La Cámara recomienda estructurar programas de seguridad ciudadana en la nueva Administración con miras a mejorar las condiciones del espacio público, transporte público y otras variables que alteren la vulnerabilidad de los ciudadanos.

Continuar trabajando contra el delito de hurto a celulares con una perspectiva de priorización de puntos críticos y buscando afectar los diferentes eslabones de la cadena criminal (receptación y desarticulación de estructuras). Para esto es importante mantener el diálogo con múltiples actores como operadores, importadores, fabricantes y demás entidades que trabajan en la industria de comunicaciones.

El conocimiento de los programas y la calificación de servicios esenciales como el NUSE 123 presentan un deterioro. La Administración debe continuar promocionando y acercando los servicios al ciudadano, con el fin de generar confianza con la institucionalidad.

El gobierno distrital debe construir alianzas y una agenda en conjunto con la judicatura, con miras a mejorar la eficiencia de la justicia en términos de condenas, descongestión, resocialización y decisiones de libertad que afectan la percepción de los ciudadanos.

Uno de los principales actores de la seguridad ciudadana es la Policía, es fundamental fortalecer las capacidades blandas y servicio al ciudadano de los policías de vigilancia y todos aquellos que tienen contacto con el ciudadano.

Además, el deterioro en la buena calificación de quienes acuden al servicio debe ser tomado como una alerta para mejorar la prestación del servicio.

La operación del sistema de Transmilenio, al igual que las aglomeraciones y faltas de rutas en el componente zonal, deben ser elementos que se coordinen con la política pública de seguridad con miras a una mejora en la percepción de seguridad de los ciudadanos.

En la medición, que se realizó entre el 20 de agosto y el 12 de noviembre de 2019, participaron más de 8.000 hogares, de las 19 localidades urbanas de Bogotá correspondientes a los seis estratos socioeconómicos, siendo la Encuesta de Seguridad más robusta que se aplica en el país.

Publicidad
Previous ArticleNext Article