¿Se acaba la cuarentena de más de cien días en Bogotá?

Barrio Carimagua

Bogotá se prepara para reabrir sectores de la economía que hasta el momento no se los había contemplado, como lo son: restaurantes, comercio, transporte y educación. Todo lo anterior, se haría aplicando las debidas medidas de bioseguridad para evitar mayor número de contagio de Covid19.

Según la Alcaldía de Bogotá,  gracias a la restricción por grupo de localidades, que redujo la movilidad de 2,5 millones de personas, se cumplió un primer objetivo: disminuir un poco la velocidad de contagios.

De esta manera el Distrito planea implementar un primer piloto con el sector de restaurantes,  que se haría desde finales de agosto y comienzos de septiembre. Este comenzará con algunos establecimientos, que operarán a cielo abierto, para lo cual las autoridades de la ciudad están pensando en peatonalizar calles.

Así mismo, se habla de la posibilidad de reabrir el Aeropuerto El Dorado, que hasta el día de hoy se ha mantenido cerrado para vuelos comerciales y únicamente se ha permitido el transporte de carga y los traslados humanitarios.

Anuncios

Para esto, según lo ha dicho el director de la Aeronáutica Civil Juan Carlos Salazar, “se evalúa si esa reapertura se autoriza para un 35 por ciento de la capacidad de los vuelos”.  En ciudades como Cúcuta, Bucaramanga y Medellín, se dieron a la entrada en operación de vuelos de prueba.

La Alcaldía de Bogotá deberá diseñar los protocolos en conjunto con el Gobierno Nacional, para lo que sería el retorno de las operaciones comerciales en la terminal aérea más importante del país.

Se espera también la reapertura de iglesias, ciclovía y parques, lo que daría paso a un regreso escalonado de la vida cotidiana en Bogotá. Según la Alcaldía, esto podría ser posible en el mes de septiembre y va a depender del comportamiento de la pandemia en la ciudad. La meta es ir ajustando e impulsando cada propuesta hasta llegar a la denominada “nueva normalidad”.

Otro sector que ha estado a la espera de que se tome una decisión es el de la educación. Al respecto, FECODE hizo un pronunciamiento en días pasados, manifestándose en contra de la presencialidad en las clases. Esto, porque según ellos, muchos maestros se encuentran dentro de lo que se considera “población en riesgo”, además, porque también se encuentra involucrado el personal administrativo, de aseo, vigilancia y de cafetería en cada colegio del Distrito.

Por ahora, lo único claro es que una reapertura de colegios antes de octubre está descartada, y en el caso de las universidades públicas, ya se decidió que el resto del año seguirán con clases virtuales. En lo que tiene que ver con las universidades privadas, el Distrito ha dicho que esto se haría a partir de septiembre y, dependiendo de los resultados, la apertura se ampliaría a clases presenciales en octubre.

Las autoridades del Distrito estarán en reuniones permanentes con el Gobierno Nacional analizando cada sector, para determinar la manera en como más de 8 millones de bogotanos regresarán a las  calles, una vez termine la última cuarentena sectoriza.

.