Desde el concejo plantean darle el ‘últimos adiós’ a los hornos crematorios de Bogotá

La presidenta del Concejo de Bogotá María Fernanda Rojas pidió a la Alcaldía de Bogotá  contemplar  en la propuesta del Plan de Ordenamiento Territorial que se alista para debate en el cabildo distrital, la posibilidad de que no se permita la presencia de hornos crematorios en las zonas residenciales de la ciudad.

“Existe un conflicto socioambiental en las localidades de Bogotá donde están ubicados los hornos crematorios. Aunque estos problemas llevan bastantes años en ciertos puntos, la pandemia ha exacerbado el inconformismo de las comunidades que manifiestan problemas de salud a causa de los olores ofensivos y la contaminación emanada por estos establecimientos”, dice la cabildante a través de un comunicado.

A ninguno de nosotros nos gustaría abrir la ventana de la casa e inhalar olores que se asemejan a la materia en descomposición o a residuos quemados, expresa la Presidenta del Concejo, María Fernanda Rojas. Los residentes de estos barrios indican que “respiran muertos”, afectando de esta forma los hábitos de sueño y de tranquilidad, presentan dolor de cabeza, estrés, irritación en los ojos y otras sintomatologías que afectan la calidad de vida.

“No se puede seguir desconociendo que estamos en el momento clave para actuar, no solo porque se acerca la discusión del POT, sino que también debemos resarcir los errores y empezar brindarle a todos y todas las personas que habitan el territorio, una mejor forma de vivir, honrando el contrato social y ambiental propuesto por esta administración”, asegura la cabildante.

Rojas considera necesario revisar en la discusión del Plan de Ordenamiento Territorial, que dichos establecimientos, tanto públicos como privados, salgan del perímetro urbano principalmente de las zonas residenciales, estableciendo unos  plazos para que de manera  progresiva, estos se puedan establecer en las afueras de Bogotá.