‘Papa caliente’ en el IDU por el Cable Aéreo de San Cristóbal

Confidencial Colombia. Pocos días después de posesionarse Claudia López, la ya alcaldesa trinó el 12 enero: “Claro que haremos el metro cable de San Cristóbal/Usme”, lo que confirmaba un secreto a voces. El Cable Aéreo sería una realidad y mejoraría la calidad de vida de quienes habitan en el sur de Bogotá, así como el Cable de Ciudad Bolívar cambió la vida de miles de personas habitantes de las laderas de las montañas del sur de la ciudad. El Cable de San Cristóbal, se convertía así en el ‘proyecto estrella’ de la alcaldía de Claudia López.

9 meses después se está enredado el tema en su primera fase decisoria. El pasado viernes 13 estaba prevista la audiencia en la cual tenía que definirse la empresa de ingeniería que hará los estudios previos para la construcción de la infraestructura. La obra lleva proyectada ya varios años y es de especial interés para la alcaldesa la culminación durante el tiempo que le resta al frente de la alcaldía.

La licitación que se refiere este proyecto es el ‘Proceso IDU-CMA-SGDU-015-2020. Actualización ajustes y complementación de la factibilidad y estudios y diseños del cable Aéreo en San Cristóbal’, se inició a comienzos de febrero, pero tuvo que retirarse temporalmente por defectos de forma coincidiendo con el comienzo de la pandemia. El proceso se reinició hace poco más de un mes y aplicaron cinco empresas de diversas partes de Colombia y del mundo.

La controversia sobreviene porque según ha podido saber Confidencial Colombia, uno de los proponentes, la empresa española Ardanuy, añadió información a la propuesta inicial fuera de plazo. Sucedió hace unas semanas cuando el IDU pidió un informe de aclaraciones a todos los proponentes respecto a sus propuestas iniciales.

Defectos de forma y tiempos

Según la norma de licitación con el Distrito “todo lo que habilita se puede subsanar. No puede subsanarse todo lo que es la experiencia. El asunto es que Ardanuy en lugar de “aclarar conceptos de su propuesta hizo una “subsanación de la misma”, añadiendo nuevos elementos y documentación incluso apostillada, lo que no es permitido fuera de los plazos legales porque se consideraría “mejora de oferta inicial y da puntaje extra”.

El viernes pasado, día en el que se debía conocer la empresa ganadora, el IDU decidió suspender la audiencia “porque se detectaron numerosas observaciones en la documentación y por la transparencia del proceso”, según nos cuenta una fuente interna del Instituto.

Confidencial Colombia intentó ponerse en contacto con el director del IDU, Diego Sánchez Fonseca, aunque muy amablemente declinaron hacer cualquier tipo de manifestación porque “mañana hay adjudicación y se podría viciar el proceso, lo cual sería muy grave”, afirmaron esas mismas fuentes.

Mañana miércoles 18 de noviembre está previsto que se retome la audiencia y se tome la decisión final sobre quien haría los estudios previos del soñado nuevo Cable del Sur. Proyecto para el que se destinarían 6.000 millones de las arcas públicas.