Bogotá, Lo + Confidencial

La inseguridad ciudadana en Bogotá se volvió más compleja: Hugo Acero

Hugo-Acero-Seguridad
Publicidad

El secretario de Seguridad Ciudadana de Bogotá Hugo Acero, en entrevista con Marcial Muñoz  director del Portal Confidencial Colombia,  habla sobre los nuevos derroteros de la Administración Distrital para combatir la inseguridad en la capital del país, que según él, con el pasar de los años se ha vuelto más compleja.

Marcial Muñoz: ¿Qué tan distinta era la  seguridad ciudadana durante las administraciones de Antanas Mockys y la primera de Enrique Peñalosa, época en la que usted fue subsecretario de Seguridad Ciudadana?

Hugo Acero: Tuve la oportunidad de ocupar el cargo de subsecretario de seguridad ciudadana y convivencia durante las dos administraciones de Antanas Mockus y la primera de Enrique Peñalosa, estamos hablando de los años 1995 – 2001, cuando los hechos que se cometían en lo que tiene que ver con delito y hurto, no estaban involucradas estructuras organizadas como las que hay ahora. Durante algunos años, al comienzo del siglo XXI, la gente decía “le robaron el celular”, un delito menor, que en el pasado era como robarse un reloj o un parabrisas de los carros, estamos hablando de los años 90 y 80. Detrás de eso había una serie de organizaciones que se lucran de manera muy fuerte.

M.M: ¿Considera el robo de celular como un delito menor?

H.A: El robo de celular no es un delito menor, porque es un delito muy rentable, cometido por estructuras que saben que son equipos de mediana y alta gama, quienes los reempacan y los venden como nuevos. Inclusive, los exportan, no uno a uno, sino como si se tratara de productos que exporta cualquier país. Se podría decir que Colombia tiene una línea de exportación de celulares, sin ser productora de celulares, al tiempo en que importa estos equipos que son robados en otros países y eso no lo hace cualquier individuo a modo personal, sino que hay una cadena. Igual sucede con el robo de autopartes, incluso se está dando desde hace algunos años el robo de carros para ser  vendidos como nuevo en otros países. Son mafias transnacionales como lo es el tema de la droga.

M.M: ¿Qué diferencia puede haber entre estas mafias y las que se dedican al mercado de las drogas ilegales?

H.A: Las drogas ilegales abrieron un espacio, fue de los productos que primero se globalizaron, que no necesitaron de cumbres presidenciales, ni de aperturas económicas. La manera como el narcotráfico fue influyendo en los mercados criminales en todos los países fue dinámica, desde Canadá hasta la Patagonia. A donde ha llegado este fenómeno con fuerza llega también el sicariato, la extorsión, el secuestro, también está llegando los préstamos gota a gota –producto colombiano-, este último se ha instalado en Argentina, Perú, Ecuador, Brasil y México. Alrededor de esto, está también la trata de personas.

M.M: ¿Podemos concluir entonces que estamos peor que antes?

H.A: Hay un tema de especialización. América Latina ha crecido en violencia, en Colombia ha disminuido, lo mismo en Ecuador, pero no todos los países tienen esa tendencia a la baja, la gran mayoría creció. Sin embargo, la inseguridad ciudadana se volvió más compleja y su modus operandi pasó a ser transnacional. Si algo se globalizó primero dentro de la economía, fue la economía ilegal.

M.M: ¿Esas estructuras transnacionales de carácter ilegal se asentaron fuertemente en Bogotá durante los últimos años?

H.A: En el país. En Bogotá no tuvimos carteles de la droga, pero no está ajena a estos hechos. En la ciudad se han cometido acciones para blanquear dinero, lo que pasa es que tiene unas estructuras un poco más ejecutivas en el tema del narcotráfico, del mercado de las armas y de la trata de personas, pero que hay crimen organizado, por supuesto que lo hay aquí y en todo el país. No tenemos los carteles, en el mercado de la droga comenzaron a tener fuerza, especialmente los carteles mexicanos y hacia futuro las maras van a hacer una gran mafia.


 

 

Marcial-Muñoz-Hugo-Acero
De izq. a der. | Marcial Muñoz, director de Confidencial Colombia y Hugo Acero, secretario de Seguridad de Bogotá | foto: Confidencial Colombia

M.M: ¿Cómo Administración Distrital están dispuestos a reconocer que en Bogotá de una u otra manera hace presencia el narcotráfico y distintas formas de crimen organizado, que también está en otras ciudades y territorios del país y que tienen relación con actores armados ilegales en Colombia?

H.A: En Bogotá tenemos estructuras organizadas, no tan fuertes como las que hacen presencia en otras ciudades como Cali y Medellín. Ahora, ¿que estas tengan relación con los armados?, hay que revisar e investigar bien. El único grupo político armado es el ELN, los demás son bandas criminales, porque las disidencias de las FARC se dedican al negocio del narcotráfico, ellos no están haciendo revolución.

M.M: ¿Si no existe relación entre el narcotráfico o los grupos ilegales en Colombia con ese crimen organizado en Bogotá, entonces  de donde y como llegan las drogas ilegales que se venden en Bogotá?

H.A: Bogotá puede ser como lo pueden ser Medellín y Cali, que es un lugar por donde pasa una parte de la droga que se produce en los llanos, en algunos casos sigue hacia puertos marítimos o el aeropuerto y otro tanto se queda para distribuir o vender al interior de la ciudad. Ahora, que tengamos carteles, no.

M.M: Las cifras de inseguridad que dio a conocer la Secretaría de Seguridad en la pasada Administración se mostraban lejanas a las de la Policía, la Fiscalía y Medicina legal, ¿van a continuar con esa metodología para establecer unas estadísticas desde el Distrito?

H.A: No, nosotros tenemos que trabajar con Medicina Legal porque las cifras de muertos son únicas. En temas de homicidios no creo que haya tanta diferencia entre las instituciones, porque estos casos terminan en una mesa de necropsia. En los últimos años Bogotá tiene un logro muy importante y es la reducción de los homicidios, pasaron de una tasa de 17,3 a 12,4. Esto viene sucediendo desde el año 2012 cuando la cifra estuvo cercana a 22 y se redujo a 16,3 en la alcaldía de Gustavo Petro, quien finaliza con 17,3. Llega Peñalosa y se baja a 12,4, nosotros esperamos disminuirla a un solo dígito.

M.M: El gran problema en la seguridad ciudadana de Bogotá es el hurto, no el homicidio…

H.A: Desde luego este es un gran problema, particularmente el hurto a personas.


“Estamos pidiendo al Gobierno Nacional un aumento de policías, sabemos que es un poco difícil”


M.M: ¿A que le apuestan ustedes a más policías, más tecnología, más educación… o a las tres?

H.A: Estamos pidiendo al Gobierno Nacional un aumento de policías, sabemos que es un poco difícil. Hay ciudades que tienen más policías por cada cien mil habitantes y tienen problemas menores.

M.M: En su criterio, ¿cuantos necesitaríamos?

H.A: Ojalá uno pudiera tener tres mil policías nuevos, sabemos que no va a hacer fácil pero vamos a insistir.

M.M: Cada vez que se habla y se promete aumentar el número de policías en Bogotá, la respuesta ha sido colocar un mayor número de auxiliares de policía en las calles, que no están capacitados para enfrentar una criminalidad especializada como la que existe hoy día, ¿se puede confiar que en esta ocasión se va a aumentar el personal efectivo de la policía y no de auxiliares?

H.A: En esa línea le hemos hecho propuestas al Gobierno Nacional para que se aumenten los efectivos, ahora, si uno tiene una criminalidad cada vez más compleja, no basta con aumentar el pie de fuerza, por esto que hay profesionalizar y fortalecer todo el tema de inteligencia de investigación criminal. Se requiere también desarrollos tecnológicos importantes y creo que la ciudad ha avanzado en esa línea con las cámaras y las comunicaciones.

M.M: La Alcaldesa Claudia, el Gobernador de Cundinamarca y el Alcalde de Soacha han estrechado lasos de amistada y están dispuestos a combatir juntos la delincuencia en la ciudad-región, ¿han pensado en la posibilidad de una persona se encargue de coordinar a la policía Bogotá, policía Soacha y la policía Cundinamarca, que a pesar de que son una misma institución, en la realidad funcionan como  tres repúblicas independientes?

H.A: Lo que necesitamos es trabajar en equipo y ya se inició el proceso. Lo primero es ponernos de acuerdo en cuál es el problema y quien está afectando la seguridad en el territorio. Los delincuentes no tienen fronteras. En esa misma línea estamos pensando no solamente en lo que tiene que ver con Soacha y las localidades de Bosa y Ciudad Bolívar, sino además con los demás municipios vecinos, porque así como pensamos en la movilidad de manera regional, debemos también pensar en la seguridad.

M.M: ¿Tendrán en cuenta a las empresas de vigilancia privada en los

Publicidad
consejos de seguridad?

H.A: Desde luego. Tuvimos una reunión con la cámara de comercio, instancia a través de la cual vamos a interlocutar con muchos actores privados. La inseguridad afecta a todos pero de diferente manera y hay que trabajar con cada uno de las instituciones para que el trabajo mancomunado entre el sector público y el sector privado pueda dar mayores resultados en materia de seguridad ciudadana. Ya tuvimos la primera reunión en el mes de diciembre.


“No veo a la empresa privada vigilando una marcha, no la veo”


M.M: El Gremio de la Vigilancia Privada – CONFEVIP le propuso tanto al Distrito como a la nación, la posibilidad de vigilar las ciclorutas y también, el  prestar servicios de vigilancia en las calles con ocasión de las marchas, ¿usted si cree que esto pueda ser posible?

H.A: No veo a la empresa privada vigilando una marcha, no la veo. La vigilancia tiene unas funciones específicas y lo que tiene que ver con el orden y la seguridad ciudadana es del resorte de la policía. Hay que saber en dónde está y cuáles son sus funciones y no mezclarlas con las que le corresponden al Estado a través de la Policía. Desde luego se puede informar y colaborar,  cosa que puede hacer cualquier ciudadano, pero lo que es investigación y la seguridad en la calle es un asunto de la policía.

M.M: ¿Cómo hacer para acabar con el hecho particular de que a una o dos cuadras del CAI o de la Estación de Policía quede la olla de distribución y venta de drogas ilegales en Bogotá?

H.A: Es un tema sobre el cual empezamos a trabajar desde el mes de diciembre junto con otros, sin excluir u omitir ninguno. Primero que todo el hurto, especialmente el hurto a personas; la venta y distribución de drogas, pensando también en atacar la estructura con una investigación previa,  y el tercer tema tiene que ver con la violencia a niños, niñas y mujeres, que es una cosa que preocupa bastante.

M.M: ¿Pedirán a la Fiscalía la aplicación en mayor medida de la figura de Extinción de Dominio a las casas donde se venden y se distribuyen drogas ilegales?

H.A: Nosotros estamos dispuesto y prestos a hacerlo. En Medellín se hizo un trabajo espectacular y es uno de los modelos que queremos traer, se llama Centro de Fusión, donde la Fiscalía y la Policía trabajan las 24 horas identificando las estructuras criminales y sus negocios, para luego operar sobre la base de una investigación fuerte para luego aplicar la Extinción de Dominio, porque si algo les molesta a los delincuentes es que les quiten los bienes.

M.M: El TransMilenio se ha convertido en el sitio ideal para que la delincuencia actúe con plena libertad, ¿Cómo harán ustedes para acabar con este problema?

H.A: Yo diría que desafortunadamente  algunas Administraciones no se apropiaron de este transporte en la ciudad que es de carácter público, que tiene recursos privados, pero es un transporte público, que está en deterioro y con una mala imagen en los ciudadanos. La alcaldesa se ha propuesto que este vuelva a ser motivo de orgullo de los bogotanos a través de cultura, de mejoras en el servicio y de esfuerzos importantes.

M.M: ¿Aumentarán el número de drones?

H.A: La Administración de Enrique Peñalosa nos deja cinco drones, seguramente en uno o dos años estaremos evaluando si se aumentan o no, pero en principio puedo decir que están prestando un muy bien servicio. Los desarrollos tecnológicos tienen un elemento muy importante en lo que tiene que ver con la seguridad y es que potencian la operatividad de las autoridades, pero en el caso de las cámaras, estas no solucionan el problema de la delincuencia por si solas. Estas entregan información sobre lo que está sucediendo en determinado lugar, para analizarla y operar con total efectividad y certeza.

M.M: La alcaldesa se ha mostrado bastante preocupada por la presencia de las drogas ilegales al interior de los colegios…

H.A: Hemos identificado 61 entornos escolares donde existe este problema. Sobre eso se viene desarrollando un trabajo interesante, porque no basta con saber que se vende droga. Lo primero que hay que hacer, es conocer lo que está sucediendo en el entorno en términos de delitos, de convivencia, lo segundo es mirar la manera en cómo se va a intervenir en ese lugar, porque no basta con enviar un policía, este sitio  puede tener problemas de iluminación, de basuras, de convivencia, etc. En el interior de un colegio opera la Secretaría de Educación, alrededor del colegio, en las cuadras y barrios vecinos, operará la Secretaría de Seguridad con las demás autoridades como corresponde.

M.M: ¿Cuál y cómo será el trabajo que en adelante hará el ESMAD en Bogotá?

H.A: La alcaldesa Claudia López ha sido muy clara cuando dice que esta Administración no solo garantiza el derecho a la protesta, sino que además la protege. Desde luego la protesta pacífica. En lo que también insiste la alcaldesa es que no se metan con el sistema de transporte en la ciudad, porque afectan a una mayoría de ciudadanos. Respecto al ESMAD, será excepcional su presencia en las marchas y para esto deben darse unas condiciones extremas. El que este escuadrón desaparezca no está en las manos de la Administración Distrital, esto es de la órbita del presidente de la república.


“Una de las cosas importantes que realizó el exalcalde Enrique Peñalosa fue crear la Secretaría de Seguridad”


M.M: ¿Cómo revertir el mito ciudadano que se ha creado en Bogotá, con el que se cree que la mayoría de los delitos que se cometen en la capital es por culpa de los venezolanos?

H.A: Hace algunos años me encontraba en Ecuador hablando con el Alcalde la ciudad Quito y su equipo y alguien dijo “los colombianos son los que están robando aquí”, el burgomaestre me pregunto: ¿usted doctor Acero que piensa?, usted que es colombiano, les dije, yo lo que creo es que si debe haber unos colombianos robando aquí, pero no somos todos, al menos yo no soy. Esa generalización termina afectando a la gran mayoría de venezolanos que están buscando una oportunidad en nuestro país. Hay un plan bien diseñado y bien ejecutado para la atención de esta población que viene ejecutándose desde la Administración de Enrique Peñalosa, nosotros no solo lo vamos a continuar, sino que además lo vamos a fortalecer. En lo que si somos claros es en que cualquier extranjero, sea venezolano, mexicano, etc., que delinca en la ciudad será entregado a las autoridades.

M.M: ¿Se siente volviendo a casa con su nombramiento como secretario de Seguridad?

H.A: Es una casa que creció. Una de las cosas importantes que realizó el exalcalde Enrique Peñalosa fue crear la Secretaría de Seguridad. Lo otro es que todos los proyectos que se hicieron, realmente crecieron. Deje unos hijos pequeños y hay otros hijos que tengo que adoptar.

Publicidad
Previous ArticleNext Article