El vergonzoso estado de abandono de los cerros orientales de Bogotá

Cerros-Bogota

La crisis de las basuras que se presenta en Bogotá, cuya última situación crítica se está presentando con el manejo de los escombros, hizo metástasis en la mayor reserva ecosistémica de la ciudad, los cerros orientales, dada la situación que pudo advertir el concejal Jorge Torres en un recorrido realizando en la zona norte, específicamente en el barrio Soratama, localidad de Usaquén y también en la localidad de San Cristóbal, sur de la ciudad.

“Desechos de materiales de construcción se pudieron observar en ambos lugares, lo cual pone en evidencia nuevamente el grave vacío del nuevo esquema de aseo que no contempló qué hacer con los escombros, desechos que los nuevos operadores no recogen por no estar contemplados en los contratos”, expresó el concejal Torres.

Desde el 19 de octubre de 2016 el concejal Torres denunció problemáticas detectadas como escombreras y actividad minera con canteras a cielo abierto. A la altura de las calles 173 y 167 existe una serie amenaza para al medio ambiente por los botaderos de retal de construcción, circunstancia que aún hoy permanece.

Anuncios

En esas calles se ubica el barrio Soratama, donde paradójicamente se ubica la denominada aula ecológica de la Secretaría de Ambiente, y en cuyo lugar se advierte material de construcción que recientemente fue dispuesto allí ahora erigiéndose como gran monumento a la desconsideración y a la falta de vigilancia de las autoridades.

También durante la salida de campo se volvieron a revisar las quebradas ubicadas en los cerros específicamente las ubicadas en la localidad de San Cristóbal, como El Pilar y El Chuscal, las cuales presentan graves afectaciones como el desvío de su cauce y recibir desechos de quienes habitan en sus bordes.

Es tal el abandono en que están los cerros tutelares que de los 178 procesos sancionatorios que cursan en la Corporación Autónoma Regional, CAR, 44 obedecen a la disposición inadecuada de basuras y escombros, es decir el 12 %, procesos que difícilmente llegarán a fallarse.

El concejal Torres cuestiona que un mes después de preguntar a la Administración por la situación de los cerros, debate realizado el pasado 20 de febrero, esta no ha entregado avances ni explica por qué solo se ha ejecutado y asignado el 11% del presupuesto necesario para cumplir con el decreto 485 de 2015, es decir $15 mil millones de $146 mil que debían haberse invertido en estos tres años en aspectos como el plan de manejo del área de canteras, vegetación natural, pastos, plantaciones de bosques y agricultura de la franja de adecuación, entre otros.

“Incluso, son 24 acciones que se incumplieron en el marco de este decreto 485 y resulta inadmisible que aún estemos en fases como diagnóstico y planeación cuando ya deberían haberse implementado acciones como la adquisición predial, el control urbanístico en dos alcaldías locales, equipamientos culturales, recreación pasiva y educación ambiental, por mencionar algunas”, concluyó en su debate el concejal del partido Alianza Verde.