El concejal Marco Acosta denuncia que estudiantes en Bogotá no tienen ruta escolar

El concejal, Marco Acosta, reveló que padres de niños estudiantes del colegio República Bolivariana de Venezuela han denunciado que no tienen servicio de transporte escolar, y dijo además que tampoco les estarían cumpliendo con el subsidio temporal y hasta han tenido que renunciar a sus trabajos por llevar a sus hijos a estudiar como consecuencia de no tener cómo llevarlos.

El concejal Marco Acosta explica que se requiere un control estricto al cumplimiento de los acuerdos de la Secretaría de Educación Distrital con el caso del Colegio República Bolivariana de Venezuela, afirma que es vital una solución definitiva para la prestación del servicio de transporte, un control riguroso de la entrega de los subsidios de movilidad y cumplimiento a los plazos de los compromisos hechos con los padres de Familia de esta institución educativa.

Algunos acudientes de los estudiantes manifiestan que la Secretaría de Educación Distrital les ha dado largas a las soluciones, que incumplen plazos y así ya llevan más de medio año sin el servicio de transporte, Marleny Perdomo explica, “el Colegio dice que la ruta está en proyecto, nos dicen que tienen 145 rutas pero que hay mucha demanda de niños y que los que alcancen. Ya con esta son 4 reuniones y así nos tienen de 15 días en 15 días y nada, mi nieto tiene una discapacidad y necesitamos soluciones, llevamos todo el año en estas dificultades”.

El cabildante narró los casos de algunos padres de familia que se han visto en dificultades por que sus hijos no cuentan con el beneficio de la ruta escolar:

“El caso de Fabio Celis un padre de familia que explicó que además de ser un adulto mayor tiene un hijo con discapacidad mental y que no ha recibido los subsidios que entrega la Secretaría de Educació. Ha llegado a asumir costos y largos desplazamientos de hasta de tres horas por trayecto diariamente”.

También narró el caso de otro acudiente, quien manifestó las difíciles condiciones que viven. Se trata de Flor Hernández, abuelita de dos niños, uno en condición de discapacidad. La señora manifiesta tener que coger taxi para lograr llegar y se regresa en TransMilenio, sus gastos oscilan entre $15.000 y $50.000.

El concejal Acosta aseguró que se requiere de un esfuerzo conjunto y que no se puede seguir dejando de lado las necesidades de los niños, esta institución además también atiende a niños de todas las localidades debido a que recibe niños con movilidad reducida, discapacidad cognitiva y mental, no podemos dejar que se acrecenten las desigualdades en la población con discapacidad.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password