El cable aéreo de San Cristóbal mejorará la movilidad de más de 400.000 personas del suroriente de Bogotá

Propuesta de diseño de una de las estaciones del cable San Cristóbal. Imagen: Instituto de Desarrollo Urbano – IDU.

 

La Administración Distrital dejará adjudicado y contratado este año el cable aéreo San Cristóbal, un medio de transporte que mejorará la calidad de vida y la movilidad de más de 400.000 personas del suroriente de la ciudad.

La construcción del cable, a cargo del Instituto de Desarrollo Urbano – IDU, contribuye a la movilidad sostenible, multimodal y responde a una necesidad de los residentes de esta zona, que han esperado durante décadas una solución efectiva a sus problemas de transporte, originado por las dificultades del terreno, ya que la mayoría viven en zonas de difícil acceso.

El proyecto que entra en licitación a partir de julio, será adjudicado a finales de este año. El cable tendrá la capacidad de movilizar unos 4.000 pasajeros/hora/sentido en sus 144 cabinas, durante un tiempo estimado de 10 minutos por cada recorrido.

El cable San Cristóbal tendrá 2,8 km de longitud y contará con tres estaciones, comenzando en el portal de TransMilenio del 20 de Julio; la segunda parada será en el sector de La Victoria, y el recorrido finalizará en el barrio Altamira.

La inversión estimada para esta obra es de 320.000 millones de pesos, incluyendo la interventoría, y el tiempo proyectado en su construcción es de 30 meses, es decir, que estará listo a mediados del 2025.

Diseño Cable Aéreo San Cristóbal. Video: Instituto de Desarrollo Urbano – IDU.

 

“En la estación de Altamira vamos a tener un gran espacio de equipamientos y desarrollo de viviendas gracias a un convenio interadministrativo con otras entidades del Distrito, que será clave para la transformación de este sector de la ciudad”, explicó el director del IDU, Diego Sánchez.

El convenio al que hace referencia el Director del IDU también permitirá revitalizar las zonas aledañas al proyecto, implementar el Sistema de Cuidado, llevar nuevos servicios de educación y ampliar la oferta distrital para la comunidad habitante del sector.

El diseño de este medio de transporte ha contado con los aportes de los residentes de la zona que de manera permanente se reúnen en un consejo de participación ciudadana integrado por alrededor de 300 habitantes que se verán beneficiados con el cable aéreo.

“Todos los jueves se hacen recorridos por la zona para escuchar a la ciudadanía y trabajar en conjunto. Se han incorporado al proyecto varias peticiones realizadas por los ciudadanos; por ejemplo, que las estaciones estén ubicadas en sitios estratégicos, cerca de colegios e instituciones de salud y las pilonas en espacios abiertos y seguros para los habitantes”, agregó Sánchez.

Viajes cortos y medioambientalmente más amigables

El cable aéreo de San Cristóbal transformará la vida de los habitantes del suroccidente de la capital.

 

“El cable aéreo de San Cristóbal le cambiará la vida a miles de habitantes de esta localidad, reducirá sus tiempos de desplazamiento significativamente entre 20 y 25 minutos y ofrecerá espacios seguros para la movilidad sostenible, gracias a las zonas verdes que tendrá a su alrededor”, aseguró Felipe Ramírez, secretario de Movilidad de Bogotá.

La construcción del que será el segundo cable aéreo de Bogotá generará 3.000 empleos en el segundo semestre de este año, un proyecto hecho con los ciudadanos, para facilitarles la vida a miles de bogotanos y bogotanas que actualmente viven en la ciudad y que quedará para el beneficio de las futuras generaciones.

Quizás le interese: Récord en 2022 en huecos tapados en Bogotá

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password