El balance que Peñalosa hace a su segunda Administración

Enrique-Peñalosa

Los últimos cuatro años en Bogotá fueron de romper paradigmas. La apuesta por crear una ciudad más incluyente abarcó aspectos tan amplios como los mejoramientos de vivienda y legalizaciones de barrios, hasta la erradicación del analfabetismo, y gracias a ello hoy la vida de miles de bogotanos es infinitamente mejor. Por eso nuevamente decimos: Fue un honor trabajar por Bogotá.

‘Habitarte’: lindas fachadas, capacitación en oficios y mejoramientos de vivienda

Unos 151.481 ciudadanos beneficiados en 96 barrios de 10 localidades. Se embellecieron 119.000 fachadas, aproximadamente, con una inversión de 55.093 millones de pesos. Además, se pintaron 141 murales y 4 macromurales, se hizo la instalación de 24 contenedores de basura y se capacitó en artes y oficios a 2.827 personas. En la estrategia también se realizaron 47 voluntariados en los que participaron empresas privadas y entidades distritales.

Mejoramiento de entorno

Un total de 46.392 personas fueron beneficiadas con la construcción de 95 vías, 10 parques y adicionalmente se trabajó en tres proyectos estratégicos en la localidad de Ciudad Bolívar. El Mirador Illimaní con 20.095 m2 de espacio público y 16.713 personas beneficiadas; Paseo del Paraíso con una extensión de 664 m2 y 23.758 personas beneficiadas; y Bosque de Cardenales con 4.32 Ha y 5.968 personas beneficiadas.

Mejoramientos de vivienda 

Los mejoramientos de vivienda cambiaron la calidad de vida de 18.453 personas de 142 barrios en 9 localidades. En total, se intervinieron 3.625 casas a través de reparaciones o mejoras locativas asociadas prioritariamente a la habilitación o instalación de baños, lavaderos, cocinas, enchapes, pintura redes hidráulicas y sanitarias.

La meta era 3.300. Logramos 3.640 y nos gastamos menos recursos. Teníamos un presupuesto de $48.000 millones y nos gastamos $32.000 millones, y además estamos mejorando la calidad de vida desde las condiciones de habitabilidad de la vivienda: cambiando pisos, cocinas, paredes, muros, cubiertas de las viviendas, mejorando la iluminación. Eso nos ha permitido también incidir en el índice de pobreza multidimensional.

De hecho, más de 2.000 hogares han mejorado sus condiciones, y más aún, esos programas permiten que las viviendas se valoricen, es decir, que esas familias tengan un mejor patrimonio.

Legalización de barrios

A corte de noviembre, se han legalizado 78 barrios, beneficiando a cerca de 28.706 habitantes que han tenido acceso a la dotación de redes de servicios públicos domiciliarios, inversión en vías, parques, mobiliario urbano y la infraestructura para acceder a servicios de salud, educación y recreación.

Ante la Secretaría de Planeación, la Secretaría de Hábitat ha radicado el expediente de otros 112 barrios donde residen aproximadamente 15.088 personas.

Esta Administración dio un salto cualitativo muy importante en la legalización de los barrios: logró que tengan calidad urbanística, que estén equipados y que la gente tenga una mejor calidad de vida.

Aunque esto es fundamental porque la legalización saca a la gente de la pobreza, la vuelve sujeto de crédito, la mete a la economía formal con respaldo y trae una cantidad de transformaciones, se resalta que falta el futuro: el Plan de Ordenamiento debe prever este futuro.

Bogotá está haciendo 19.500 viviendas al año en crecimiento informal vertical en barrios que ya tienen hacinamiento urbano y que ya tienen más de 500 habitantes por hectárea. Y el resto es que estamos expulsando a las personas a la Sabana porque Bogotá no ofrece el suelo para hacer vivienda de Interés Social.

Títulos de predios

Un total de 16.812 ciudadanos aseguraron la propiedad de sus viviendas gracias a la Alcaldía de Bogotá.

A través de la Caja de la Vivienda Popular, la Alcaldía Peñalosa entregó 4.544 títulos de propiedad a igual número de familias que vivieron durante años en el ‘aire’ y hoy formalizaron la propiedad de sus hogares.

El sueño de más de 16.800 bogotanos de dormir bajo un techo de su propiedad, sin el riesgo de ser desalojados por las autoridades, se cumplió. Gracias a la Alcaldía de Enrique Peñalosa y la Caja de la Vivienda Popular, estos ciudadanos ya están tranquilos porque el Distrito, a través de su programa de urbanización y titulación, les formalizó la propiedad de sus casas, es decir, los convirtió en propietarios.

A la fecha, la Alcaldía de Bogotá ha entregado 4.544 dominios o títulos de propiedad en barrios de 14 localidades de Bogotá, familias de estratos 1 y 2 que demostraron la posesión de los predios, de uso exclusivo residencial, entre otros requisitos.

“Mi casa ya en Bogotá”

Bogotá es la única ciudad del país que tiene un programa de subsidios complementarios con la Nación, con el Fondo Nacional de Vivienda, lo que nos permite otorgar subsidios de más de 33 millones de pesos para que un hogar en Bogotá pueda comprar una vivienda de interés social urbana en cualquier parte, además, con un esquema de mercado: no tiene que comprar donde nosotros le digamos, sino donde quiera.

Eso nos ha permitido algo importante en la forma como se financia la vivienda para los hogares más pobres de la ciudad.

Primero, que estamos focalizando mejor. Esto significa que estamos llegando a los hogares que tienen menores ingresos en la ciudad. De hecho, de los subsidios que hemos otorgado, más de la mitad han sido para hogares que ganan menos de un millón seiscientos mil pesos. Lo más importante de esto es que hemos mejorado la capacidad de pago y de gasto de estos hogares, porque cuando estos hogares compran estas viviendas, pagan mucho menos en crédito hipotecario de lo que hoy pagan por un arriendo. Un hogar que gana menos de dos salarios puede estar pagando 130.000 pesos de cuota mensual para comprar una vivienda de 58 millones.

El 84 % de esos hogares ha comprado viviendas de más de 82 millones de pesos y pagan por su cuota alrededor de 350.000 pesos, muy por debajo de los 550.000 o 625.000 de arriendo que se pagan en la ciudad.

Cuatro años cuidando y defendiendo el espacio público de Bogotá

En el cuatrienio 2016-2019, el Dadep adelantó el saneamiento de la propiedad inmobiliaria y la titulación de los bienes de uso público sobre los inmuebles que conforman el patrimonio inmobiliario.

Bogotá se convirtió en la primera ciudad del país en contar con una Política de Espacio Público, creada para orientar y coordinar interinstitucionalmente las acciones del sector público, el privado y de la comunidad en el largo plazo (2019-2038).

Esta Administración tuvimos la meta de recuperar 75 kilómetros de ejes viales con mayor flujo peatonal, y ya superamos la meta: llevamos 77.14 km de ejes viales con mayor flujo peatonal, que equivalen aproximadamente a 2860 buses biarticulados.

Dimos un paso adelante con el tema de la sostenibilidad, porque fue un proceso de participación ciudadana donde los mismos bogotanos denunciaron las invasiones al espacio público. Y participamos en el diseño de unas estrategias de sostenibilidad bajo la línea del alcalde, que dio paso a una nueva normativa que va a permitir mayor participación y sostenibilidad de estos espacios públicos.

El objetivo fundamental que hemos buscado es construir igualdad, equidad. Una ciudad donde nadie se sienta excluido.

Así lo explica el alcalde Enrique Peñalosa: “Hemos hecho toda clase de esfuerzos para que los ciudadanos se encuentren como iguales en los espacios públicos. Por eso, entre otras, una de las razones para luchar por el sendero Las Mariposas: es lo que pasa en la ciclovía. Además de que es un sendero crítico para proteger los cerros de los incendios, es el sitio óptimo para el encuentro como iguales de ciudadanos de todos los niveles de ingresos”.

Las aceras también son el elemento más importante de la infraestructura de una ciudad.

Por eso todos nuestros nuevos proyectos tienen aceras grandes, todas las troncales, incluso con unos costos gigantes para hacer unas demoliciones importantes. Los proyectos de paseos comerciales, de mejorar las aceras. Por primera vez en Bogotá se cobró una valorización donde la mayor parte se destina es a temas peatonales y de ciclorrutas, y no de los automotores. En el POT por primera vez se permite que haya apartamentos sin estacionamiento, como pasa en las grandes ciudades del mundo. Así es mucho más económico tener un apartamento. Tener vías donde la gente va a caminar más.

En el proyecto Lagos de Torca no solamente hay aceras, sino que además hay ciclorrutas en todas las calles. En las vías principales hay 90 km de aceras de 12 metros, que es como casi una vía de 4 carriles.

Educación incluyente e inclusión en entornos educativos para personas con discapacidad

Gracias a los esfuerzos de la Alcaldía Peñalosa, a través de la Secretaría Social 1.378 personas con discapacidad han ingresado a entornos educativos, laborales y productivos desde 2016. La meta es llegar a 2.000 personas.

Además, se abrió el primer Centro de Atención Distrital para la Inclusión Social para personas con discapacidad, que brinda formación para el trabajo dirigido a personas con discapacidad y cuidadores, y contará con aulas de gastronomía, diseño y confección, competencias humanas y aulas de formación. La inversión de la obra supera los dos mil millones de pesos.

Hoy Bogotá es una ciudad libre de analfabetismo certificada internacionalmente. Además hemos tenido la capacidad de adaptar la educación a las medidas de la gente. Tenemos casi 8.000 adultos, personas de hasta 84 años, que más allá de aprender a leer y escribir, están trabajando en completar su bachillerato. Hemos trabajado por llevarle a la gente su dignidad y la sensación de estar incluidos en el progreso de esta ciudad.

En los colegios distritales hay más de 20.000 estudiantes en condición de discapacidad, lo que ha implicado involucrar y acompañar a nuestros docentes en apoyos pedagógicos en los colegios.

En equipo con la Secretaría de Salud hemos construido aulas hospitalarias y con la Secretaría de Seguridad hemos logrado llevar a nuestros profesores a centros de reclusión tanto de adultos como de adolescentes, y hemos trabajado en esquemas de prevención para que las emociones no se vuelvan actos violentos que terminen con los adolescentes en condiciones de reclusión. Así hemos ido avanzando para que la gente cada vez se sienta más parte de esta ciudad.

Con el fin de promover la inclusión y la sensación de comunidad, abrimos los colegios a sus comunidades: iniciamos una estrategia del colegio como el centro del barrio, en la que los rectores están invitando cada vez más a los vecinos, a los papás, para que el colegio sea además ese centro de tejido social que nos haga sentirnos cada vez más incluidos en el progreso de la ciudad.

Por último, aunque bajo ningún punto de vista menos importante: Bogotá tiene 10 puntos porcentuales más de acceso a educación superior que el resto del país. El alcalde, con apoyo del Concejo de Bogotá, logró duplicar la cantidad de recursos financieros dedicados a apoyar personas para entrar a la educación superior tanto en universidades como en programas técnicos y tecnológicos, de los que a diciembre se habrán beneficiado más de 27.000 jóvenes en la ciudad.

Empresas y emprendimientos más competitivos 

A través del Fondo de Innovación, Tecnología e Industrias Creativas (Fitic) se han apoyado a empresas y emprendimientos de la ciudad para que puedan adoptar tecnológica y procesos de innovación con recursos superiores a los $60.000 millones, estimulando mayores niveles de competitividad en las empresas de Bogotá.

A través de la Secretaría de Desarrollo Económico, la Alcaldía de Bogotá creó una ruta de emprendimiento en Bogotá a través de la cual se acogieron más de 3.011 jóvenes que se han acogido a ella.

Así, hoy existe en Bogotá una ruta de atención para todos los emprendimientos por oportunidad, que se encuentra en la ciudad y que se acompaña a través de la Secretaría de Desarrollo Económico. Hay emprendimientos de alto valor que también se han trabajado articulando con el fondo de innovación, tecnología e industrias creativas de la ciudad.

A través de la ruta se ha brindado asistencia a los emprendimientos de la ciudad con procesos de formación en márketing, procesos de plan de negocios, estrategias de marca, y un acompañamiento para los emprendimientos de alto valor con herramientas tecnológicas que les permiten desarrollar procesos de adopción tecnológica con realidad aumentada, realidad virtual y vigilancia tecnológica, en donde cada uno hace parte de este ecosistema que hemos venido desarrollando.

En este caso son más de 190.000 millones de pesos en recursos para fortalecer el emprendimiento en Bogotá, cerca de 133.000 millones de pesos que llegan a todos los sectores productivos de la ciudad, con los cuales ya hay más de 4.011 beneficiarios a través de distintos mecanismos de financiamiento de Bancóldex o del Fondo Nacional de Garantías. También hemos invertido cerca de 60.000 millones de pesos a través de este fondo de innovación, tecnología e industrias creativas, donde ya hemos venido estimulando el crecimiento y el fomento del emprendimiento en la ciudad.

Para crecer debemos disminuir esas barreras del miedo. Y gracias precisamente a esos mecanismos de apoyo que tiene la Alcaldía, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, estamos estimulando el emprendimiento en Bogotá.

Ruta Exportadora 

Le permitimos a 1.035 empresas bogotanas tener contacto con compradores internacionales, dejando expectativas de negocios por valor aproximado de USD 156 millones en distintas ruedas de negocios en ferias nacionales e internacionales de diferentes sectores de la economía.

Ángeles Azules y Centros para habitantes de calle

En lo corrido del Plan de Desarrollo, 711 ciudadanos habitantes de calle han logrado superar su condición y hoy son ejemplo de superación.

Abrimos 3 centros especiales para atención diferencial a ciudadanos habitantes de calle: uno para habitantes de calle con sus animales de compañía, otro para mujeres diversas y el tercero es una granja agropecuaria que vincula acciones de inclusión social y productiva.

Entregamos los resultados del VII Censo de habitantes de calle 2017. Este arrojó que en la ciudad hay 9.538 personas pertenecientes a esta población. Si ellos cuentan, todos contamos.

Diseñamos y lanzamos la primera aplicación móvil “Ángeles Azules” para que la ciudadanía reporte casos, en tiempo real, de habitantes de calle identificados en cualquier lugar de Bogotá. Los reportes son atendidos por 700 ángeles azules de la Secretaría de Integración Social, quienes a diario ofrecen servicios integrales a los habitantes de calle.

Los Ángeles Azules son héroes anónimos de esta ciudad que están cada día recorriendo nuestras calles, atendiendo a nuestros ciudadanos habitantes de calle, ayudándoles a acceder a los servicios que tiene la Secretaría, para que puedan dejar la condición de habitabilidad en calle.

Gracias a su trabajo hemos logrado que más de 4.000 personas que estaban en la calle acepten la oferta de servicios de la Alcaldía, y contamos con orgullo que después de la intervención del Bronx hemos logrado recuperar a 711 personas, un número que aunque no suene tan grande, si pensamos que son procesos de rehabilitación duros y difíciles, y para dejar los temas de vicio y recuperar un nuevo proyecto de vida es algo realmente importante.

Trabajo por migrantes venezolanos

No podemos hablar de una ciudad incluyente dejando por fuera los grandes logros que ha tenido esta Administración en el tema migratorio. Durante la Alcaldía Peñalosa llegaron a vivir a Bogotá 357.000 personas venezolanas y esa cifra puede llegar a 400.000.

Es casi como si la población de Manizales hubiera llegado a vivir a Bogotá, y durante esta Administración se han atendido con la creación de tres nuevos servicios para ellos: Centro de Atención al Migrante, el SuperCADE social, y el Centro ABRAZAR. En Bogotá se atiende a todas las poblaciones, inclusive si vienen de fuera del país.

Aplicación nueva encuesta Sisbén metodología IV

A la fecha se ha logrado encuestar cerca de 965 mil hogares, lo que ha permitido el registro de más de 2 millones 600 mil personas en la nueva base de encuestados del Sisbén.

Esta población ha sido registrada principalmente en sectores de estrato 1, 2 y 3 y áreas rurales en las diferentes localidades, en varias de las que se estarán realizando actividades finales de campo hasta la tercera semana de diciembre.

Finalizando el año, se espera haber consolidado la nueva base de datos del Sisbén de Bogotá con más de 1 millón de hogares.

La prioridad ha sido focalizar mejor los subsidios, por que reciban los que deben recibir y dejen de recibir aquellos que no tienen por qué.

La gran ventaja de esta nueva tecnología es que mezcla la calidad de vida con el ingreso monetario. Ese divorcio nos llevaba a problemas muy complicados de focalización. Lo segundo que será un instrumento no solo para el tema de esta política, sino de muchas otras en la planeación territorial, es que estamos haciendo un barrido georreferenciado del Sisbén que significa que cada encuesta en cada vivienda está ubicada, digitalizada y podemos tener un plano automático de cualquier problemática que queramos saber de las familias con toda la distribución al nivel de las viviendas, ni siquiera al nivel de las manzanas.

En el tema de ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), en el que superamos todos los objetivos que planteó el país para 2030. Con la encuesta multipropósito ahora le pusimos metas a la ciudad por localidades, pues el agregado de la ciudad ya supera las metas de la Nación.

Le vamos a dejar a la nueva Administración las metas específicas por localidades, pues hay localidades donde en algún punto en particular sí están todavía por detrás de las metas 2030.

Protección a la mujer

Por supuesto, en la construcción de una ciudad más incluyente debemos referirnos a la preocupación de las ciudadanas sobre las muertes violentas de manos de un tercero.

Hemos logrado una reducción del 21 % de este tipo de muertes desde 2015. En ese sentido estamos logrando de verdad proteger la vida.

Esta cifra tan significativa es el resultado de un trabajo articulado con la Secretaría de Seguridad, la Policía Metropolitana de Bogotá y la Fiscalía General de la Nación, pero también gracias a un aumento en el presupuesto de 53 % en este sector.

La Alcaldía de Bogotá, a través de la Secretaría de la Mujer, invirtió más de 200.000 millones de pesos en la protección de las mujeres en este cuatrienio. Se mejoraron muchos de los servicios como la Línea Púrpura, que antes funcionaba únicamente en horario de oficina y ahora es 24 horas. Pudimos, a través de nuestras psicólogas, abogadas, enfermeras y trabajadoras sociales, darles un servicio cuando y como lo necesitan: con total dignidad y con una tecnología vastamente superior a la que se tenía antes.

También es importantísimo señalar que a través de esa línea hemos atendido a más de 43.000 mujeres. Además, hemos atendido a más de 3.500 mujeres y a sus ecosistemas familiares a través de las Casas Refugio.

También hemos logrado, a través de nuestras más de 90 abogadas, atender a más de 36.000 mujeres, es que hemos representado más de 1.125 casos que muy probablemente de otra manera no habrían podido tener una abogada que llevara sus casos a la justicia.

Es muy importante porque a través de un trabajo articulado con la Nación, con Medicina Legal y con la Secretaría de Seguridad, logramos un acuerdo para tener médicos en las URI para hacer la valoración médico legal de las mujeres sin necesidad de trasladarse hasta la sede central de Medicina Legal. Esto es importantísimo porque estamos eliminando las barreras de acceso a la justicia.

Una incidencia muy importante que se está haciendo en el Concejo: está en tercer debate el proyecto de ley que hace que se incluya el delito de tocamiento indeseado a las mujeres en el transporte público, para poder tener más dientes para perseguir a estos agresores.

Esto todo va atado a que no es suficiente que las mujeres estemos mejor en el espacio privado si no tenemos derecho a la ciudad y al goce del espacio público, a vivir nuestra ciudad en cualquier franja horaria, y es por eso que nos dimos a la tarea de hacer la auditoría de seguridad con perspectiva de género más grande de todo el mundo.

Hemos mapeado más de 16.000 km viales y los 540 km de ciclorruta, para ver cómo desde la perspectiva de las mujeres estos lugares son o no seguros, para poder posteriormente intervenir estos puntos y poder cambiar esas situaciones donde tenemos problema.

Creamos el primer Protocolo de Atención y Sanción a Violencias contra las Mujeres en el espacio y el transporte público, así como el primer Protocolo para atender a las mujeres que son víctimas de condiciones como el acoso callejero y las violencias comunitarias, es decir, violencias que no son perpetradas por la persona con la que habitan sino también por terceros.

Por último, logramos tener la primera política pública de personas que ejercen actividades sexuales pagadas que sufren violencias terribles, que realmente necesitan la oferta distrital. Vamos a sacar esta política pública, que no solo será la primera del país sino del continente. Y se actualizó la política pública de mujer y equidad de género.

Participación Ciudadana en Cultura

La Alcaldía de Bogotá, a través de la Secretaría de Cultura, sacó adelante una serie de políticas públicas de cultura ciudadana y de economía cultural y creativa, hoy referentes para la Nación.

También tenemos el honor de contar con la primera cuenta satélite de cultura a nivel mundial. No tenemos razón de otra ciudad del mundo que lo haya hecho a nivel local porque estas cuentas normalmente las hacen los países. Esta cuenta satélite nos da una información valiosísima del aporte del sector a la economía de la ciudad, encontrando que en los últimos 4 años el aporte fue por 11.8 billones de pesos, superando por primera vez a uno de los sectores que tradicionalmente le aporta más a la ciudad: la construcción.

En la construcción de estas políticas hemos hecho un trabajo participativo y colectivo: han participado más de 17.400 personas en esta estrategia y de verdad es un legado muy importante que la Alcaldía mayor le deja a la ciudad.

Por otra parte, el tema de participación de Arte, Cultura y Patrimonio, que tiene más de 25 años, y el sistema de participación en Recreación, Deporte y Actividad física. Es la única ciudad que la tiene en el país. Producto de este ejercicio, hicimos el año pasado las votaciones a los dos sistemas de participación y tuvimos un número sin precedentes de personas inscritas.

En términos de la tercera dinámica, la oferta en términos de formación que hemos articulado con otras entidades de la administración como la secretaría de integración, la secretaría de educación.

En la RIAPI (Ruta de atención a la primera infancia) tenemos más de 80.000 atenciones a primera infancia en el programa NIDOS que atiende niños de 0 a 5 años y 11 meses.

Realizamos 600.000 atenciones en los 155 colegios que atienden la jornada única y el tiempo escolar complementarios, y tenemos los programas de los centros CREA en Idartes con más de 219.000 atenciones de la orquesta filarmónica, que en estos 4 años de su proyecto educativo ha atendido a más de 6.000 niños del programa TEC y Civinautas.

Otra apuesta fue la democratización del acceso a los recursos públicos mediante la consolidación de los proyectos de estímulos y apoyos al sector, dentro de una articulación sectorial que se hizo por convocatoria pública con más de 3.600 estímulos por más de 42.000 millones de pesos y a planes sin ánimo de lucro por más de 4.500 millones de pesos. De igual manera, la OFB tuvo 4.300 conciertos, el Idartes más de 34.000 actividades, igualmente la FUGA, que atendió el Bronx para habitar este territorio de manera distinta, Canal Capital que creó más de 250 contenidos educativos reproducidos más de 46.000 veces por el canal. De manera que hay una oferta muy importante que deja la Alcaldía de Bogotá.

Mercados campesinos 

Durante esta Administración hemos realizado 711 Mercados Campesinos, vinculando a 1.188 productores y emprendedores, con ventas superiores a los 7.063 millones de pesos. Estos mercados, que se han desarrollado en diferentes localidades de Bogotá, buscan brindar productos de muy buena calidad a los ciudadanos y les permite a los productores ventas sin intermediarios.

Bogotá, una ciudad de puertas abiertas

Se creó una gerencia distrital para atender el fenómeno migratorio. La Secretaría de Integración Social abrió nuevos servicios para esta población: el ‘Centro Integral de Atención al Migrante’ – CIAM, ubicado en Teusaquillo, que ofrece orientación jurídica, psicológica y trabajo social a personas u hogares migrantes y extranjeros en condición de vulnerabilidad o en emergencia social que lleguen a Bogotá. Un centro de acogida en San Cristóbal y el SuperCADE Social en la Terminal de Transporte que brinda información sobre la oferta distrital y en la que participan varias entidades del orden nacional.

Finalmente, creó el Centro Abrazar en Barrios Unidos, que brinda atención a niños y niñas en riesgo de mendicidad infantil.

Opciones de vida para vendedores informales

A través de las alianzas estratégicas con el sector privado durante esta Administración se han ofertado 9.231 vacantes de empleo para vendedores informales y sus familias, mediante 12 pactos por el empleo y se vincularon efectivamente 628 ex vendedores informales en empleos formales, estables y seguros.

Durante el cuatrienio se han capacitado 8.285 actores de la economía informal y sus familias. Algunos de los cursos incluyen vigilancia y seguridad privada, limpieza de superficies, atención al cliente y protocolo marroquinería, administración de negocios, y en emprendimiento, entre otros, con el objetivo de brindar acompañamiento y formación que mejore la calidad de vida de los beneficiarios.

Adicionalmente, se han convocado 60 ruedas de servicios de formación y empleo en las diferentes localidades de la ciudad en las que se han atendido 3.403 vendedores informales, con una oferta de 9.231 vacantes en empresas de bienes y servicios. De este total, 628 vendedores se han vinculado a algún empleo formal.

RacisNO

Con el fin de difundir el mensaje de la No discriminación, la Secretaría de Gobierno realiza jornadas de sensibilización en diferentes espacios de la ciudad, con fin de transmitir el mensaje central de #RacisNo: ‘Nuestras diferencias son nuestra mayor fortaleza’.

La campaña ha estado presente en el Estadio Nemesio Camacho El Campín, también en la Feria del Libro de Bogotá, en la Zona Rosa, la Plaza de Bolívar y en 28 colegios distritales, donde 25.000 personas se han sumado a esta iniciativa.

El Distrito le dio vida, por primera vez en 10 años, al Plan de Acciones Afirmativas para la población negra y afrocolombiana, y por primera vez en la historia a tres planes integrales para los pueblos indígenas, Rrom y raizales.

Avanzamos en la implementación de las 77 acciones afirmativas que fueron concertadas para visibilizar a las comunidades.

Tenemos 5 Centros de Orientación y Fortalecimiento Integral Afrobogotanos (CONFIA), una Casa de Pensamiento Indígena y un espacio móvil para la atención diferenciada: Etnobús.

Trabajo por LGBTI, negritudes e indígenas

La Alcaldía de Bogotá hizo 879 atenciones jurídicas o psicosociales a defensores y defensoras de Derechos Humanos, víctimas del delito de trata de personas, personas LGBTI víctimas de violencia por su orientación sexual o identidad de género y ciudadanía en general.

Fueron atendidas 116 personas de la población LGBTI con la estrategia Casa Refugio LGBTI, a través del apoyo de la reconstrucción de su proyecto de vida.

Consejo consultivo LGBTI

La población LGBTI cuenta ahora con un consejo consultivo de nueve consejeros y consejeras que trabajarán hasta el 2020 en conjunto con la Alcaldía de Bogotá por la garantía de derechos de la población de los sectores de lesbianas, gays, personas bisexuales y personas transgénero que habitan la ciudad.

El Instituto Distrital de la Participación, IDPAC, fue la entidad que coordinó y facilitó el desarrollo de las elecciones, brindando garantías a los electores.

Cerca de 1.899 personas votaron para decidir el Consejo Consultivo cuya función principal es proponer al Distrito lineamientos de Política Pública que mejoren las condiciones de vida y dignidad de la población sexualmente diversa de Bogotá.

TransMiCable tomó vuelo

El 27 de diciembre de 2018, el alcalde Enrique Peñalosa inauguró el TransMiCable, la obra que conecta a Ciudad Bolívar en tan solo 13 minutos con el Portal El Tunal y los sectores de Mirador y El Paraíso, un recorrido que antes podía tomar 50 minutos. El TransMiCable beneficia a cerca de 700.000 personas de la localidad, que mejoraron sus tiempos de viaje y podrán estar más tiempo con sus familias. Este cable tiene 3,5 kilómetros. Es una troncal alimentadora de TransMilenio 100 % eléctrica.

Además, la obra convirtió a esta localidad en un centro turístico para la ciudad, y ha traído todo tipo de proyectos de renovación urbana para el sector.

Teatro El Ensueño, el nuevo escenario de las artes de Ciudad Bolívar

Este nuevo escenario, que tuvo una inversión de $28.800 millones, hace parte de la Operación Estratégica Eje Integración Sur. En la misma estructura está ubicado el colegio El Ensueño, que beneficia a cerca de 1.100 niños y jóvenes de la localidad.

La Administración del alcalde Enrique Peñalosa está entregando la obra civil terminada. Los componentes artísticos y teatrales están adelantados en un 50 %, lo que significa que podrá entrar a operar completamente en abril de 2020. “Aquí van a recibir a todas las grandes orquestas y tener un teatro con toda la calidad como el Julio Mario Santo Domingo. Junto al teatro tenemos el colegio nuevo que también hicimos así que son obras que están transformando y mejorando la vida y el acceso a la cultura y educación de los ciudadanos”, manifestó el alcalde Enrique Peñalosa.

Ya casi está listo el SuperCADE Manitas

Justo a los pies de la estación de TransMiCable Manitas se está construyendo el más moderno de los SuperCADE de Bogotá. En 3.760 metros cuadrados, los habitantes de Ciudad Bolívar encontrarán 70 módulos de atención para 35 entidades distritales y nacionales, y varios puntos de esparcimiento para niños, adolescentes y jóvenes en la terraza del lugar. La obra tiene un costo de más de $15.000.000.000 y beneficiará a más de 750 mil personas. Como dato adicional, se puede ver en vivo el avance de la obra a través de streaming 24/7 en la página: https://secretariageneral.gov.co/construccion-supercade-manitas

El Museo de la Ciudad Autoconstruida 

En el Mirador El Paraíso de Ciudad Bolívar, en TransMiCable, quedará el Museo de la Ciudad Autoconstruida. Allí se mostrará cómo se dio el crecimiento de Bogotá desde 1938 hasta 2014.

“Ese museo va a ser muy interactivo, va a tener videos y muchas experiencias de personas narrando las historias de cómo se construyó la localidad. Tendrá una biblioteca con historias de los barrios y creemos que este museo va a estimular más el estudio del desarrollo informal de la ciudad”, señaló el alcalde Peñalosa.

Capacitaciones para emprendedores de Ciudad Bolívar 

Desde finales de 2017 la Alcaldía Peñalosa a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, el Instituto para la Economía Social (IPES), el SENA, la Embajada de Austria y reconocidos chefs, realizaron una intervención de formación para la comunidad.

Gracias a este trabajo articulado, 48 vendedores informales se han capacitado en los talleres de arte culinario y, de estos, 8 unidades productivas y 24 vendedores informales siguen vinculados a los proyectos. Los talleres contaron con la presencia de reconocidos chefs nacionales como Daniel Kaplan, Sergio Suárez y Eduardo Martínez, mientras que la Embajada de Austria vinculó al chef austriaco Edmund Weigl, quien realizó una formación especial en pastelería.

Centros culturales y biblioestaciones junto a TransMiCable 

El programa de Biblioestaciones llegó a TransMiCable para quedarse en el Portal El Tunal. Este nuevo espacio está dotado de cerca de 1.000 libros de literatura e informativos, para todas las edades y es atendido por un equipo de promotores encargados de afiliar a los usuarios, recomendar lecturas y prestar los libros.

Mientras tanto, en las pilonas 10 y 20 se construyen dos Centros Culturales que serán operados por el programa CREA. En estos dos espacios culturales la Alcaldía Peñalosa invierte más de 10.000 millones de pesos.