Bogotá

Destruyen más de 800 botellas de licor en sitios ubicados cerca a los colegios

licor incautado
Publicidad

Más de 60 establecimientos fueron suspendidos temporalmente en operativos de inspección, vigilancia y control en entornos escolares para proteger la integridad de niños, niñas y adolescentes.

En la acción que adelantaron funcionarios de la Secretaría De Gobierno y personal de la policía, un total de 847 botellas de licor adulterado y/o vencido fueron destruidos.

La medida se tomó durante la intervención de 250 establecimientos comerciales, en el marco de una estrategia de mejoramiento de entornos escolares que busca que los estudiantes tengan espacios libres de comercialización de sustancias psicoactivas, armas y actividades no aptas para su edad.

“Desde la Secretaría Distrital de Gobierno, seguiremos liderando estos operativos con el fin de garantizar una eficaz y oportuna atención interinstitucional a los entornos escolares de las 20 localidades de la ciudad, que garanticen que los establecimientos comerciales y ventas informales, no afecten ni vulneren los derechos de la comunidad educativa. Estamos convencidos de que este acompañamiento mejorará el desempeño académico y disminuirá la deserción escolar”, explicó Iván Casas, secretario de Gobierno.

Publicidad

Las autoridades también impusieron medidas correctivas de suspensión temporal de actividad a 64 sitios que incumplían lo estipulado en el Código Nacional de Policía y Convivencia, así como dos cierres definitivos a aquellos lugares que ya habían sido amonestados en el último año.

En los sitios fueron hallados un total de ocho menores de edad, un arma cortopunzante y sustancias psicoactivas.

Los operativos también dieron como resultado once menores trasladados al Centro de Traslado por Protección (CTP), relacionados con antecedentes judiciales, porte de armas y comportamiento agresivo.

Para esta administración es una prioridad garantizar el mejoramiento de los entornos escolares, bajo el cumplimiento del Código Nacional de Policía y Convivencia. A través de las acciones de inspección, vigilancia y control, se propician entornos escolares más seguros y se contribuye a minimizar los riesgos a los que están expuestos estudiantes y docentes, aseguró el Secretario de Gobierno.

Previous ArticleNext Article